Castilla-La Mancha impulsará una campaña de fomento del consumo de vino de la región

En restaurantes de las cinco capitales de provincia, Talavera de la Reina y Puertollano

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a impulsar una campaña de fomento del consumo de vino de la región en los restaurantes de las cinco capitales de provincia, además de las ciudades de Talavera de la Reina y Puertollano, con el objetivo de que, desde este tipo de establecimientos, se acerque al consumidor un producto de “excelencia” que cuenta con un total de nueve denominaciones de origen en la Comunidad Autónoma.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha manifestado tras la firma este martes en Toledo del convenio de colaboración con la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha, que ha sido rubricado por su presidente, José María San Román, y que servirá para celebrar la primera edición de los premios ‘Broches Gastronómicos del Medio Rural’ con el que dar a conocer la gastronomía del medio rural.

Martínez Arroyo ha reivindicado la necesidad de que los productos de Castilla-La Mancha se ofrezcan en la restauración, siendo un “reto apasionante para que los productos de cercanía lleguen a los consumidores y a quienes nos visitan”, en el que espera contar con la colaboración de la propia Academia de Gastronomía.

En esta línea, el consejero ha recordado que desde el Gobierno regional se trabaja en el fomento de los canales cortos comercialización, en la promoción de la venta directa y en la llegada de los productos de proximidad del campo a la mesa, donde entra la restauración y donde se cuenta con la asociación Eurotoques y ahora con la Academia.

25 broches para restauradores de los pueblos

El convenio es una más de las colaboraciones abiertas en las que trabajan Junta y Academia. En este caso, se procederá a reconocer a un total de 25 restaurantes, cinco por cada provincia, todos ellos ubicados en el medio rural, en localidades que van a los 150 a los 3.000 habitantes.

Así se trabaja también “en desarrollo rural y en el reto demográfico, premiando a quienes se han quedado a vivir y emprender en pueblos y ofrecer lo mejor que tenemos en Castilla-La Mancha, que son nuestros alimentos” ha dicho Martínez Arroyo.

El galardón y los distintivos se fabricarán mediante procesos artesanales de cerámica de Puente del Arzobispo y Talavera de la Reina, y para ello se ha contado con la talaverana Inmaculada Gil Andrados y el ceramista Francisco Agudo Jiménez, natural del toledano municipio Puente del Arzobispo y especialista en vajilla de alta cocina.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 1 =