11 hectómetros cúbicos para regadíos en el Campo de Montiel

Para 1.500 hectáreas de olivar de bajo rendimiento

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, se ha referido este martes a la reserva garantizada de agua que hay en una de las cuencas que estaba históricamente olvidada como es la del Guadalquivir y en la cual se cuenta con una reserva de 11 hectómetros cúbicos y comprometidas inversiones que van a consistir, en una primera fase, en la construcción de tres balsas para poner en funcionamiento alrededor de 1.500 hectáreas de olivar de bajo rendimiento en una zona en la que por primera vez se va a poder regar, a lo que se le une el proyecto para la construcción de la presa de Montizón, para el Campo de Montiel, en la provincia de Ciudad Real, muy demandada.

130 millones de euros

Martínez Arroyo ha resaltado que en esta materia, para Castilla-La Mancha están comprometidos más de 130 millones de euros, gracias al acuerdo tras el trabajo realizado entre el Gobierno regional y el Gobierno central, donde se encuentran también incluidos los 52 millones de euros para la sustitución de bombeos en la cuenca del Júcar, “una reivindicación de los años 90 y que pronto va a ser una realidad debido a este compromiso institucional, y la apuesta decida desde el punto de vista del medio ambiente, del reto demográfico y teniendo en cuenta a la España interior que tanta agua necesita”, ha dicho el consejero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 7 =