Daimiel (Ciudad Real) ya está libre de macrogranjas porcinas

Desde el pasado 23 de diciembre las macrogranjas intensivas de porcino no pueden instalarse en el término municipal de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real. Ese día, el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicó el visto bueno definitivo que un día antes había dado la Consejería de Desarrollo Sostenible en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) a la modificación del Plan de Ordenación Municipal (POM) que se aprobó en el pleno del noviembre.

De este modo, se ha cumplido la aspiración que dos años antes promovió la plataforma ‘Stop Macrogranjas Daimiel’ y a la que se comprometió el equipo de Gobierno con el apoyo del resto de fuerzas políticas municipales.

Parque Nacional de Las Tablas

Así, Daimiel se blinda de estas instalaciones industriales que por su configuración y por el impacto medio ambiental que tendrían en el Parque Nacional de Las Tablas suponían “una amenaza” para la localidad, en palabras del concejal de Medio Ambiente, Javier Fisac.

En una comparecencia celebrada este martes en el Ayuntamiento de Daimiel, Fisac ha destacado que “el municipio es pionero en el trámite legal” de esta prohibición en Castilla-La Mancha, y que esto ha sido posible gracias a que la modificación introducida en el POM incluye “una nueva definición” de este tipo de industrias y a que detalla “los usos incompatibles” que provocaría en un término municipal que “cuenta con un parque nacional que es Reserva de la Biosfera”, recordaba.

En este sentido, el concejal exponía que estas macrogranjas, además de los malos olores que generan, suponen “un riesgo de contaminación por nitratos tanto en el suelo como en un acuífero ya sobreexplotado y cuya calidad del agua también se debe proteger”.

Por todo ello, Fisac ha agradecido a las plataformas vecinales, a la ciudadanía en general, al Consejo Local de Medio Ambiente, a los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento de Daimiel y a toda la Corporación Municipal la implicación mostrada para conseguir hacer realidad esta normativa pionera en la comunidad autónoma.

El concejal de Medio Ambiente asimismo ha puesto a disposición de cualquier ayuntamiento que lo desee el “documento estratégico” que ha servido de base para esta modificación, pensando especialmente en aquellos que como Daimiel están asentados sobre el mismo acuífero. “Tenemos un documento muy exhaustivo y todo lo que hemos hecho es público. La protección del acuífero no se garantiza con un solo ayuntamiento, pero si todos los que estamos sobre el mismo damos este paso su seguridad será mayor”, reflexionaba.

Asimismo, el concejal ha dejado claro que el Ayuntamiento de Daimiel defiende “la ganadería y la agricultura sin apellidos” ya que el sector primario es “fundamental para Castilla-La Mancha”. Lo que se rechaza, y de ahí la prohibición que refleja la nueva normativa, es “aquella ganadería intensiva que pueda perjudicar el medio ambiente, el bienestar de los ciudadanos y la calidad de las aguas, aquella es una amenaza más que una fortaleza”, concluía.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

15 − 3 =