Rechazo generalizado contra la eliminación de las ayudas asociadas de la PAC a girasol y colza

Decidido por el Ministerio de Agricultura

girasoles

El anuncio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre las ayudas asociadas de la Política Agrícola Común (PAC) al girasol y a la colza siguen generando polémica.

En esa línea, el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha acusado al ministro Luis Planas de querer acabar con los cultivos del girasol y la colza después de la última “ocurrencia” que ha tenido, como es respaldar la pérdida de las ayudas asociadas, incluido en el último cambio de la PAC.

Afirma que hasta ahora ambos cultivos se beneficiaban de las ayudas europeas a los cultivos proteicos, pero con este cambio se quedarían fuera, perjudicando de forma importante a Extremadura que en los últimos tiempos había multiplicado por tres las hectáreas cultivadas de girasol.

Este incremento ha sido consecuencia de la autorización para la siembra en los terrenos de barbecho sin producción, además de las consecuencias de la invasión de Ucrania que han generado hasta momentos de desabastecimiento.

Para APAG Extremadura Asaja “es incomprensible y de difícil explicación que después de fomentar un cultivo como este y una vez que se ha hecho el esfuerzo de incrementar la producción por tres, ahora quiten de un plumazo las ayudas asociadas. Es un ejemplo más de que el campo no le interesa a este gobierno y que estamos a merced de cómo se levanta el ministro de Agricultura, que cambia de un día para otro”.

“Ahora, una vez que se ha apostado por este cultivo llegan Europa y el ministerio de Agricultura y cambian los repartos, dejando colgados, una vez más a los agricultores”, ha señalado Metidieri.

UPA Castilla-La Mancha

Y desde UPA Castilla-La Mancha también han mostrado su descontento ante esta decisión ministerial, “que puede dejar en el olvido a un cultivo muy arraigado en provincias como Cuenca”.

Desde UPA Castilla-La Mancha entienden que la solución que ha planteado el Ministerio de llevar este importe, que representa 45 millones de euros, al pago básico de las regiones de herbáceos de secano es una solución fácil para no perder fondos, pero que, desde luego, no apoya a los agricultores de girasol de la región; un cultivo que en Castilla-La Mancha representa unas 180.000 hectáreas durante esta campaña, principalmente en la provincia de Cuenca.

Y a nivel nacional, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos rechaza frontalmente la eliminación de la ayuda asociada al girasol y la colza, dos cultivos de gran importancia para España. UPA considera “injusta e ilógica” esta medida, especialmente en una situación de guerra en Europa.

Al parecer, la eliminación de la ayuda se justifica en que la Comisión Europea no considera estos cultivos como proteaginosas (que tiene una bolsa del 2% del presupuesto) y tendrían que entrar en el paquete del 13%, pero esta partida está “totalmente repartida”, por lo que habría que quitar ayudas a otros sectores para mantener las de girasol y colza.

UPA propone que se siga contemplando la ayuda a las oleaginosas como parte importante del Plan Proteico Nacional e incrementar el apoyo unitario a las leguminosas, proteaginosas y legumbres hasta los 90 y 120€/hectárea, respectivamente.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

uno × 1 =