Asaja Cuenca califica de “bochornosos” los planes de la Comisión Europea para el cultivo del girasol

La organización agraria ASAJA Cuenca ha calificado de “bochornosa” la decisión de la Comisión Europea de no apoyar el cultivo del girasol dentro del Plan Estratégico de las ayudas de la PAC como cultivo proteico.

El secretario general de ASAJA Cuenca, Manuel Torrero, ha afirmado que resulta absolutamente increíble ver cómo después de sufrir la situación en la que la guerra de Ucrania ha puesto a Europa en cuestión de abastecimiento de aceite de girasol, nos encontramos con una Comisión Europea que no lo considera como cultivo importante para apoyarlo dentro del Plan Estratégico.

Torrero añade que si a esto le sumamos la necesidad que tiene la CE de importar proteínas de origen vegetal esta decisión es aún menos entendible.

El secretario general de ASAJA Cuenca se ha mostrado contundente al afirmar que “lamentablemente la Comisión Europea predica una cosa, pero luego hace lo contrario”, en relación a la PAC.

Para Torrero es contradictorio que la CE permita utilizar los barbechos para que nos agricultores siembren más girasol para paliar la merma que supondrá la guerra, y por otro lado le dé un palo de esta magnitud al cultivo.

La Secretaría General del Ministerio de Agricultura informó a las Comunidades Autónomas que la CE no ha aceptado la propuesta de España de incluir el girasol y la colza dentro del llamado paquete proteico.

En la actualidad el girasol, junto con otras oleaginosas, está incluido en el paquete de cultivos que pueden recibir ayuda asociada a los proteicos, aunque en menor medida que las leguminosas o proteaginosas. Además, el girasol tiene un tope de 50 hectáreas a partir de las cuales no se recibe la ayuda.

Con esta decisión la CE desincentiva y retira el apoyo al cultivo y, por su parte, el Ministerio apuesta por repartir los 45 millones euros del girasol en la ayuda a la renta en las regiones productoras de girasol. Esto supondrá que esta cantidad se diluirá en las regiones agrarias y se distribuirá entre agricultores que siembran girasol y los que no siembran, desincentivando su cultivo.

Por último, Asaja destaca la gran importancia medioambiental del cultivo del girasol, algo que la CE no parece valorar lo suficiente, “es contradictorio que las autoridades europeas aboguen por implantar medidas de protección del medioambiente y por otro lado ahoguen a cultivo como el girasol”.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × dos =