ASAJA recomienda a los agricultores empleadores hacer fijos-discontinuos a los temporeros en las campañas de recolección

ASAJA Ciudad Real ha aborda la Reforma Laboral en su conferencia de Fercam

ReASAJA Ciudad Real ha celebrado este jueves en el marco de la Feria Nacional del Campo de Manzanares (Fercam), su conferencia técnica sobre “La Reforma Laboral en el sector agropecuario”. Un tema sobre el que está muy pendiente todo el sector, pues el grueso de las contrataciones para las principales campañas de la provincia está próxima, primero la recolección de melones y sandías y después la vendimia.

El director general de ASAJA Nacional, Juanjo Álvarez, ha recordado que “ASAJA ha sido la única organización agraria que se ha negado a que esta Reforma Laboral se llevara a cabo tal y como está planteada”. Ha explicado que advirtieron al Gobierno en el proceso de negociación que el sector tiene unas especificidades que debían reflejar. Sin embargo, “se ha hecho de espaldas al campo y tal y como está la Reforma Laboral no nos vale”. Además, ha incidido en que “no hay que confundir la precariedad con la temporalidad”.

Por su parte, Ana Matorras, profesora de Derecho de Trabajo y de Seguridad Social de la Universidad Pontificia de Comillas, ha explicado que “con la Reforma Laboral el contrato fijo-discontinuo se generaliza y no hay espacio para la contratación eventual en las campañas agrícolas”.

Esto es así porque, con la ley en la mano, las campañas de recolección no son ocasionales, sino “cíclicas y recurrentes”; de ahí que no se pueda hacer uso de la contratación por circunstancias de la producción.

En este sentido, Matorras ha asegurado que “no compensa arriesgar” y usar otro tipo de contratos “porque las sanciones son altas”. Ha asegurado que esta Ley “necesita una contrarreforma urgente para las campañas porque no se adapta a la singularidad del campo”.

Y Lucía Díaz, jefa de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Ciudad Real, ha reconocido que en el texto de la Reforma Laboral “hay conceptos jurídicos indeterminados”. Sin embargo, ante posibles dudas, ha hecho hincapié en una máxima de la Reforma, y es que “los contratos deben ser indefinidos, y lo excepcional es que sean temporales”. De ahí que “el contrato correcto para las campañas agrícolas es el fijo-discontinuo”.

Sanciones

También ha recordado que se han incrementado las sanciones por incumplimientos de la misma, que van de los 1.000 a los 10.000 euros por trabajador, no por infracción. Aunque ha apostillado que “los contratos indefinidos son menos susceptibles de ser inspeccionados”. Por último, ha aclarado que no se puede recurrir a una Empresa de Trabajo Temporal (ETT) para contratar trabajadores para las campañas agrícolas.

Pedro Barato

El presidente de ASAJA, Pedro Barato, ha insistido en que “hay que decirlo alto y claro, esta Reforma no sirve para el campo”, señalando que lo de los contratos fijos-discontinuos “es una auténtica barbaridad y habrá que reformarlos”.

Convencido de que con esto se pretende “quitar de las listas del paro a un millón de personas y usarlo estadísticamente”, asegura que “el 99% de los agricultores hacen las cosas bien en materia laboral” y lamenta que en unos momentos “reconozcan que somos un sector esencial pero después no nos tengan en cuenta”.

Ha explicado que la propuesta de ASAJA es “que nos den un contrato de campaña para 120 días y si necesitamos más, sentarnos con los sindicatos a negociar”.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 × 2 =