Desvela las condiciones de la nueva Política Agrícola Común (PAC)

Referente a ecoregímenes, condiciones de siembra, unidades ganaderas…

APAG

La Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos (APAG) de Guadalajara ha reunido a más de 500 agricultores y ganaderos para detallarles las condiciones de la nueva Política Agrícola Común (PAC).

El presidente de APAG, Juan José Laso, ha dejado clara la postura de la organización, que considera que se trata de una reforma “tremendamente negativa para las explotaciones profesionales” y que “es mala para el sector y para Guadalajara, ya que por ejemplo una hectárea de cebada en la provincia va a cobrar menos que en otra parte del territorio nacional; además nuestros ganaderos van a necesitar más cabezas de ganado para cobrar lo mismo” y lo peor -ha añadido-es que limita nuestra libertad para gestionar nuestra propia explotación agrícola”.

Agricultor de secano

Por su parte, el secretario general de APAG, Antonio Torres, ha explicado que el agricultor de secano, que es el mayoritario en la provincia de Guadalajara, tendrá que acogerse a los eco regímenes, que principalmente son tres: la rotación de cultivos; siembra directa o dejar de cosechar un porcentaje de su explotación, en concreto un 7%.

APAG ha convocado estas jornadas informativas en un momento en que el agricultor necesita tener clara la tesitura, para poder planificar las siembras de esta campaña que comienza. Por ejemplo, en el eco régimen de la rotación es obligatorio un 10% de cultivos mejorantes, de los que un 5% tienen que ser fijadores de nitrógeno;

Y el profesional tiene que preparar semilla, preparar abono, etc., “y eso hay que hacerlo ahora y no se puede esperar al 31 de diciembre que es cuando se van a aprobar los reales decretos”, ha señalado el secretario general de APAG.

Unidades ganaderas (UGM)

Una de las principales novedades de la reforma, contra la cual se han presentado alegaciones, es la conversión de las unidades ganaderas (UGM), que representa un grave perjuicio para la ganadería; en el ovino se pasa de 0,15 a 0.10 UGM; eso implica que un ganadero para cobrar lo mismo necesita un 50% más de animales en su explotación y en el vacuno se pasa de 1 UGM a 0,8, con lo que se necesita un 20% más de explotación para cobrar lo mismo que cobraba hasta ahora.

Si estas explotaciones ganaderas no aumentan el número de animales van a cobrar 2/3 de lo que cobraba, lo que puede hacer peligrar la viabilidad de muchas explotaciones ganaderas dada la coyuntura de incremento de precios de los piensos.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3 × dos =