El Ministerio de Agricultura trabaja en el Plan de Acción Nacional para el Uso Sostenible de Fitosanitarios 2023-2024

Pretende fomentar la Gestión Integrada de Plagas (GIP), para preservar un sector agrícola, forestal y alimentario próspero, que asegure una contribución positiva al medio ambiente, mediante un modelo sostenible de producción compatible con la utilización racional de productos fitosanitarios

fitosanitarios

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha presentado el Plan de Acción Nacional para el Uso Sostenible de Fitosanitarios 2023-2024, que se encuentra en fase de consulta pública previa hasta el próximo 10 de octubre.

Este Plan se desarrolla de forma paralela a la negociación de un Reglamento comunitario de uso sostenible de productos fitosanitarios que introducirá cambios sustanciales en materia de uso sostenible de fitosanitarios y en los propios planes de acción nacionales, armonizando la legislación al respecto a nivel comunitario.

Por ello, el período de vigencia comprende desde el 1 de enero de 2023 al 31 de diciembre de 2024, pudiendo ser ampliado o modificado en caso necesario.

Los objetivos generales del son:

-Fomentar la Gestión Integrada de Plagas (GIP), para preservar un sector agrícola, forestal y alimentario próspero, que asegure una contribución positiva al medio ambiente, mediante un modelo sostenible de producción compatible con la utilización racional de productos fitosanitarios.

-Reducir los riesgos y efectos derivados de la utilización de productos fitosanitarios, especialmente en el ámbito de la salud humana y del medio ambiente.

Los objetivos específicos son:

-Mejorar la formación e información sobre el uso sostenible y seguro de productos fitosanitarios.

-Fomentar la innovación y la transferencia tecnológica en la gestión integrada de plagas y en el uso sostenible de productos fitosanitarios.

-Fomentar la Gestión Integrada de Plagas para conseguir un uso racional de los productos fitosanitarios.

-Promover la disponibilidad de productos fitosanitarios eficaces en el control de plagas, enfermedades y malas hierbas, a la vez que respetuosos con la salud y el medioambiente.

-Fomentar técnicas que minimicen el riesgo de la utilización de productos fitosanitarios.

-Intensificar la vigilancia sobre la comercialización de los productos fitosanitarios.

-Mejorar el control del uso de productos fitosanitarios.

-Reducir el riesgo derivado de la utilización de productos fitosanitarios en zonas

específicas.

-Mejorar y generalizar los avisos fitosanitarios a la ciudadanía y a la población vulnerable  y sensible.

 

 

 

 

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

quince − 9 =