Detenidos los presuntos autores de 17 robos en fincas de Toledo

Del Cerro de los Palos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas unidas por vínculos familiares como presuntas autoras de 17 robos con fuerza en fincas y casas de campo próximas al Cerro de los Palos, en Toledo. Además, a uno de ellos le ha sido también imputado un delito de receptación ya que como cabecilla se hacía cargo de los efectos sustraídos cuando no tomaba participación material en la ejecución de los mismos.

Las investigaciones comenzaron en mayo, después de que se produjeran una serie de robos con fuerza en propiedades ubicadas en el Cerro de los Palos e inmediaciones, teniendo todos los hechos idénticas características, tratándose de robos cometidos de una forma no especializada, cortando las vallas o saltando los muros perimetrales de los inmuebles, sustrayendo a continuación todo tipo de objetos que pudieran tener algún valor económico como cobre, herramientas, menaje, electrodomésticos, además de alimentos o animales domésticos.

Las pesquisas se centraron desde el primer momento en torno a un clan familiar asentado en el poblado chabolista, siendo varios de los componentes del mismo personas ya conocidas por tener antecedentes por el mismo tipo de hechos.

El pasado 25 de agosto se estableció un fuerte dispositivo policial en el poblado, ante las sospechas de los investigadores de que dentro del mismo se encontrarían numerosos efectos procedentes de los robos denunciados, muchos de los cuales podrían encontrarse almacenados en un trastero que usarían los integrantes de ese clan familiar.

Las sospechas se vieron confirmadas durante el desarrollo de la operación, recuperándose numerosos efectos que presumiblemente tendrían un origen ilícito, como herramientas, electrodomésticos, menaje, motores, mobiliario, entre otros. No obstante, el desarrollo del dispositivo se desarrolló en un ambiente abiertamente hostil para los agentes desplegados, produciéndose diversos altercados que provocaron la detención de cinco personas por intentar agredir a los policías, además de proferir todo contra ellos tipo de injurias, amenazas y de incluso incitar a otros vecinos a arrojar piedras contra los vehículos policiales.

Las pesquisas practicadas a partir de ese momento, así como las gestiones realizadas con los objetos intervenidos (en su mayoría en el trastero usado por los investigados) condujeron a la detención del cabecilla del clan y de otros dos varones (uno de ellos menor de edad) como presuntos autores de 17 robos con fuerza en fincas y casas de campo aledañas.

Además, al cabecilla le fue imputado un delito de receptación, al tenerse constancia de que cuando no participada directamente en la comisión de los robos, se haría cargo de los efectos sustraídos, como cobre ya quemado, chatarra, entre otros, para proceder a su venta posterior.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =