Nacen en el sector vitivinícola de Castilla-La Mancha siete agrupaciones de productores para comercialización de sus productos

Hispánica de Comercialización, formada por cinco empresas de Albacete y Cuenca; Manchuela Wines Group, integrada por seis cooperativas de las mismas provincias; Ontalba, integrada por dos empresas de Albacete; Vidasol, con cinco empresas de Ciudad Real y Toledo; Viñedos de Castilla-La Mancha, formada por diez cooperativas de Toledo; Nuestra Señora de la Muela y La Paz, integrada por dos cooperativas de Toledo; y Vinífera Sociedad Cooperativa, con cuatro empresas agrupadas de las provincias de Cuenca y Toledo.

El Gobierno regional ha conseguido impulsar siete integraciones comerciales en el sector vitivinícola de Castilla-La Mancha, que se han convertido ya en ‘agrupaciones de productores’. En definitiva, proyectos de integración comercial que “agrupan a 18.179 viticultores y alcanzan una facturación de 169 millones de euros”.

Así lo ha dado a conocer el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo en la clausura del II Encuentro Internacional ‘Onion Meeting’ (OIM 2017), organizado por la Asociación de Productores de Cebolla de Castilla-La Mancha (PROCECAM) con el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha a través del Instituto de Promoción Exterior (IPEX) en el Palacio de Congresos de Albacete.

El 14 de noviembre se cumplió el plazo de solicitud de ayudas puestas en marcha por la Dirección General de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas para las empresas dispuestas a comercializar en común en el sector agroalimentario, “todas ellas en el sector vitivinícola”, ha indicado.

Se trata de Hispánica de Comercialización, formada por cinco empresas de las provincias de Albacete y Cuenca; Manchuela Wines Group, que agrupa a seis cooperativas de las mismas provincias; Ontalba, integrada por dos empresas de Albacete; Vidasol, con cinco empresas agrupadas de Ciudad Real y Toledo; Viñedos de Castilla-La Mancha, formada por diez cooperativas de Toledo; Nuestra Señora de la Muela y La Paz, integrada por dos cooperativas de Toledo; y Vinífera Sociedad Cooperativa, con cuatro empresas agrupadas de las provincias de Cuenca y Toledo.

El consejero ha explicado que estas integraciones se beneficiarán, “por primera vez”, de 400.000 euros cada una, para comercializar en común sus producciones, lo que redundará en “una mayor capacidad de negociación en la cadena alimentaria y una mayor renta para los viticultores de la región”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + 10 =