Objetivo: riego cualitativo de precisión para mayor competitividad en viñedo

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha celebrado este jueves en Tomelloso (Ciudad Real), en las instalaciones del IRIAF, una jornada sobre tecnologías accesibles para mejorar el riego y la nutrición de la planta para una mayor calidad de la uva y los vinos

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha celebrado este jueves en Tomelloso (Ciudad Real), en las instalaciones del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal de Castilla-La Mancha (IRIAF), la jornada ‘Asesoramiento práctico en riego y nutrición de la vid’, o cómo abordar las claves para una mayor competitividad y sostenibilidad de la vitivinicultura de la región a través del riego.

Un tema, ha apuntado el director de Cooperativas, José Luis Rojas, de gran interés, especialmente en el momento actual, por la importancia del viñedo en la región “y por el entorno coyuntural que tenemos, con una sequía pronunciada durante muchos años, que tiene como consecuencia utilizar un recurso escaso, el agua, de la mejor manera posible para orientar la producción hacia unos vinos de calidad”.

Para hablar de ello, Cooperativas Agroalimentarias ha reunido en el IRIAF un panel de expertos que, tanto en el aspecto del riego, como del viñedo sostenible y orientado a la calidad han dado una visión “innovadora y moderna” de las últimas técnicas que hay para desarrollar una producción vitícola de calidad.

Producción, transformación y comercialización han de ir unidas y tener un objetivo común, ha afirmado Rojas quien ha destacado entre los objetivos de la jornada “sensibilizar a los técnicos y regantes de viña sobre la posibilidad de realizar riegos cualitativos de precisión, en vid, mediante el estado hídrico del viñedo”. Se ha profundizado además en la realización de estrategias de riego, en función de los objetivos de destino de la producción y se ha hablado de soluciones tecnológicas que faciliten la gestión y asesoramiento de múltiples parcelas de riego.

A la jornada ha asistido más de un centenar de técnicos en viticultura, viticultores, enólogos, responsables de bodegas o rectores de cooperativas de Castilla-La Mancha, así como comunidades de regantes y denominaciones de origen vitivinícolas, que han tenido oportunidad de conocer algunos de los métodos existentes para optimizar el uso del agua para riego en el cultivo de la vid.

Además del director de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, José Luis Rojas han participado en la apertura de la jornada el director territorial de Banca Comercial de Liberbank, Alfonso Enrique López y el jefe de servicio de Desarrollo Rural de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, José Díaz Salazar, que ha abundado en la importancia que tienen el regadío y la viña en la región y la trascendencia del primero en la calidad posterior de los vinos. Díaz ha incidido también en la necesidad de incidir en la sostenibilidad del cultivo de la vid, a través del uso eficiente del regadío ante la escasez del agua y de buscar la calidad del producto, “para posicionar nuestros vinos en los mercados”. En su opinión esa calidad se obtiene en la actualidad más con un riego racional más que con el secano”, en la situación que vivimos estos años.

El agua, ha dicho por su parte el director territorial de Liberbank, es hoy, desafortunadamente, el mayor tema de actualidad para el mundo del campo con el que ha mostrado el compromiso de la entidad, especialmente el sector cooperativo.
A lo largo de la jornada han intervenido el técnico sectorial de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, Jesús Ángel Peñaranda y el consultor de ag-irrig para itkVINTEL (Francia), Marc Gelly, que han hablado de Vintel, herramienta de modelización del estrés hídrico en viña, en función del destino de la producción para mejorarlo y han analizado las experiencias y resultados de las campañas 2016 y 2017 en Castilla-La Mancha.

Han intervenido también el director del Centro universitario de investigación y desarrollo de la Universidad de Castilla-La Mancha, José María Tarjuelo, que ha abordado la importancia de conocer correctamente el funcionamiento del sistema de riego y las herramientas disponibles para su control y el catedrático de la Universidad de Almería, Miguel Urrestarazu, que ha explicado el papel de la fertirrigación en la producción de la vid, respetuosa con el medioambiente y de la alta eficiencia de los fertilizantes.

La jornada ha finalizado con la intervención del ingeniero agrónomo, colaborador de Agromillora y experto internacional en viñedo y viticultura de precisión, Xavier Rius, quien ha señalado que “conocer nuestro suelo es esencial para saber dónde están nuestras raíces y poder así tratar mejor la vid y regarla y nutrirla de manera óptima para conseguir una uva de más calidad y de la manera más eficiente”.

Esta sentencia tan sencilla “conocer nuestro suelo”, marcará el trabajo a desarrollar en cada una de las viñas, “y lo que es puro sentido común, en ocasiones se nos olvida, porque el resto, es aplicar los mejores nutrientes y dar a la planta el agua justo que necesita en cada momento”, señalaba Xabier Rius.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − diecinueve =