Lola Merino (PP) advierte sobre prueba de la tuberculina en cabras

En la zona de la Serranía de Cuenca

Los ganaderos de la Serranía de Cuenca han hecho llegar su preocupación y malestar al Partido Popular por la decisión del Gobierno de Castilla-La Mancha de realizar la prueba de la tuberculina al ganado caprino, que comparte pastos con el vacuno, en el mes de noviembre.

Una preocupación que ha sido recogida por la portavoz de Agricultura del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, quien pedirá al Gobierno regional que explique las razones que han llevado a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural a realizar este examen en el mes de noviembre, cuando se ha venido realizando hasta ahora en septiembre, teniendo en cuenta que los ganaderos de la zona son trashumantes e inician su trashumancia hacia zonas más cálidas en estas fechas, aproximadamente.

Además, Merino ha subrayado que la Consejería no ha tenido en cuenta esta circunstancia trashumante, desoyendo incluso las recomendaciones de los veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria de Cuenca, que avisaron de esta condición, en el mes de septiembre, a través de correo electrónico.

Indignación y preocupación entre los ganaderos

Merino dará traslado a la Consejería de la indignación y la preocupación de los ganaderos, ya que si una de las cabras del rebaño sale dudosa en la prueba, se debe incomunicar el ganado completamente y esperar 45 días a volver a realizar el test, y en caso de que salga todo bien deben esperar otros 45 días para repetir dicho examen.

Por último, Merino solicitará medidas específicas para estos ganaderos ya que cualquier pastor con algún animal positivo o dudoso tendría que permanecer todo el invierno en la sierra sin logística ni recursos adecuados, “lo que podría traer la ruina económica para todas estas familias y hasta la pérdida del ganado, debido a las duras condiciones climatológicas del lugar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − dieciseis =