Tráfico incide en la necesidad de matricular los rulos agrarios

Que circulen por las vías públicas

El secretario general de la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos (APAG) de Guadalajara, Antonio Torres, se ha reunido con el jefe provincial de Tráfico, Francisco de las Alas-Pumariño, y con la jefa de negociado de vehículos, Fuencisla Santaengracia, para aclarar conceptos sobre la matriculación de maquinaria agrícola.

Estos responsables han transmitido un mensaje de tranquilidad a los agricultores, anunciando que ante la próxima finalización del plazo de matriculación (31 de diciembre) y la imposibilidad de solicitar ya cita telemática antes de esa fecha, Tráfico dará un plazo de un mes para realizar la matriculación, desde la expedición de la cartilla agrícola (inscripción en el Registro Oficial de Maquinaría Agraria -ROMA-), siempre que la fecha de entrada de la solicitud de la cartilla en Agricultura sea anterior al 31 de diciembre.

Desde APAG recomiendan ir solicitando cita en Tráfico al mismo tiempo que se presenta la solicitud de inscripción en el ROMA.

Matriculación de rulos

En cuanto a la necesidad de matricular los rulos, una vez analizado en profundidad el Reglamento General de Vehículos, APAG informa que este tipo de maquinaria está recogida dentro de las categorías de vehículos como “Compactador Estático”, y así los cataloga Tráfico  al realizar la matriculación.

Para realizar la matriculación se solicitan tres copias de la ficha técnica y la acreditación de la propiedad. Este último requisito es el menos problemático pues hay vías de acreditar la propiedad si no se conserva la factura ni contrato de compra-venta, como, por ejemplo, un acta ante notario con testigos.

Por todo ello, APAG recomienda a los agricultores matricular los rulos agrícolas que salgan a las vías públicas, pues, como han transmitido los responsables de Tráfico, en el momento en que un rulo tenga ficha técnica es un vehículo, y como tal hay que matricularlo.

Se trata de una cuestión de seguridad y tranquilidad para el agricultor que circula por carretera, y supone además una garantía si en algún momento se quiere traspasar esa maquinaria, apuntan desde APAG.

En cuanto a los rulos antiguos que no disponen de ficha técnica, el propio agricultor tiene que decidir entre pedir un certificado del fabricante o la homologación de un ingeniero (con el elevado coste que eso supone); después ir a la ITV, inscribir en el ROMA y matricular; o no circular con el rulo por las vías públicas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + 5 =