“Queremos que los partidos tengan un compromiso real con la caza”

Entrevista al presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, que demanda medidas concretas y tangibles

En Castilla-La Mancha se acaba de lanzar la campaña #LaCazaTambiénVota, una iniciativa coordinada por la Federación de Caza regional en colaboración con Aproca Castilla-la Mancha, ADEMAC y la Federación de Galgos de la comunidad y que cuenta, además, con el apoyo de la Fundación Artemisan.

¿Cuál es el objetivo de la campaña #LaCazaTambiénVota que acaban de poner en marcha en Castilla-La Mancha?

El objetivo principal es que los partidos políticos que se presentan a las elecciones autonómicas el próximo mayo conozcan de primera mano cuales son las necesidades y reivindicaciones del sector cinegético y se comprometan con el mismo. Pero un compromiso real, con medidas concretas, tangibles y que incluso se pueden incorporar a su propio programa electoral.

¿Qué objetivos se han planteado?

De forma genérica se plantean medidas con un carácter lo suficientemente amplio y asumible que permita que todos los grupos políticos puedan apoyarlas.  De manera tal que con esta campaña, pondremos de manifiesto qué partidos son los que asumen ese apoyo decido al sector cinegético, qué otros partidos no apoyan la caza y qué partidos se ponen de perfil, pues no caben las medias tintas. O se apoya al sector cinegético con todo lo que ello conlleva o no se apoya.

De forma más particular, hay una serie de medidas de índole legislativo, que pretenden hacer un marco normativo racional que permita la práctica de la actividad cinegética en toda su amplitud, sin que se limite todavía más la actividad, sin que se impongan unas condiciones tan gravosas que no puedan ser asumibles por los cazadores de a pie, que no criminalice al cazador, sino más bien al contrario, que apoye la actividad, como pilar fundamental del desarrollo de nuestra región.

Que, asimismo, defiendan la caza ante instancias nacionales y Europeas, que se fijen medidas agroambientales compatibles con la actividad cinegética, etc. Se incluyen en nuestra campaña otras medidas como el fomento y apoyo a la caza social, a la caza federada, la caza de los pueblos, de las sociedades de cazadores.

Igualmente, se trata de poner en valor la caza a nivel económico, laboral, social, de desarrollo rural, de fijación de población.

Otra cuestión fundamental es la inclusión en los planes educativos de la actividad cinegética dentro de programas de educación ambiental, de manera tal que se muestre a la actividad lo bueno de la caza, la necesidad de la misma en cuestiones tan importantes como el control de poblaciones, evitación de daños a la agricultura, evitación de accidentes, cuestiones en materia de sostenibilidad y conservación asociadas a la caza.

¿Cómo se va a desarrollar la campaña?

Una vez presentada en los medios de comunicación, el siguiente paso es reunirse con los distintos candidatos a las elecciones autonómicas de los distintos partidos políticos, a fin de trasladarse de manera más desarrollada y pormenorizada en contenido de cada punto, de manera que conozcan de primera mano las necesidades del sector y poder obtener así su compromiso con el mismo.

Paralelamente, se irá desarrollando cada medida y publicando un resumen de cada una. Es una campaña viva, en continuo desarrollo.

Una vez que se ha visto el éxito alcanzado en Andalucía, ¿están notando un cambio en la sensibilidad de los partidos hacia el sector de la caza?

Pues sí. Parece que nuestros políticos se han animado a apoyar la caza públicamente y esperamos que ese apoyo no quede sólo en buenas palabras o buenas intenciones y que se traduzca en un apoyo decidido y firme del sector, con medidas concretas en apoyo del mismo.

Precisamente ahora se está debatiendo una modificación de la ley de caza en su comunidad. ¿Cómo valoran la propuesta de Podemos de elevar a los 16 años la edad mínima para cazar?

Es un verdadero despropósito, por muchas razones que viene a dejar bien a las claras las intenciones de esta formación de cortar el relevo generacional en la caza y, en definitiva de prohibir la caza. No hay argumentos para elevar la edad mínima a los 16 años.  El resto de comunidades autónomas fija la edad para poder cazar en 14 años, Castilla-La Mancha no va a ser menos que el resto de comunidades. Para poder cazar con 14 años es necesario haber superado un examen para obtener la licencia de caza; y se tiene que haber superado un examen teórico y otro práctico para la obtención de la licencia de armas. Por tanto, los condicionantes ya son lo suficientemente garantistas para elevar todavía más la edad. Además, la práctica de la caza ha de realizarse con la supervisión de un adulto. En definitiva, no hay razón alguna para que nuestros hijos, nietos, sobrinos no puedan cazar a partir de los 14 años, como se viene haciendo hasta ahora y desde hace casi 50 años

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − dieciseis =