Izquierda Unida coincide con agentes medioambientales en mejorar sus condiciones laborales

La dirección de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha y la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha han mantenido un encuentro en el que se han tratado los problemas que tiene este cuerpo regional, importante para la protección y la conservación de la biodiversidad y el entorno en la región.

El cuerpo de agentes medioambientales en Castilla-La Mancha tiene una función de carácter policial al ser considerados como agentes de autoridad y, en su caso, la función de Policía Judicial genérica en materias relativas a la inspección y vigilancia para el cumplimiento de la legislación relativa a las materia forestales, de flora, fauna, caza, pesca, incendios forestales, ecosistemas, aguas continentales, vías pecuarias, espacios naturales protegidos, geomorfología, paisaje y en general de todo aquello que afecte al medio natural. Así mismo los agentes tienen asumida las funciones de carácter técnico relacionadas con el apoyo y la colaboración en la gestión y conservación del patrimonio natural castellano-manchego en materia de vigilancia y control sobre montes públicos, áreas protegidas, flora y fauna, gestión cinegética, entre otras.

Sin embargo, este cuerpo lleva en lucha mucho tiempo ya que las condiciones de trabajo no se están cumpliendo para hacer de su trabajo una actividad mucha más eficaz y eficiente de lo que es hoy. “La Junta de Comunidades ha aprobado y negociado un protocolo de seguridad sin tener en cuenta las demandas de los trabajadores y trabajadoras del propio cuerpo, que pasan, entre otras cosas, por contemplar la posibilidad de que se puedan realizar intervenciones por parte de agentes realizando servicios en solitario ante personas armadas u otras intervenciones imprevisibles que puedan presentar alguna amenaza para la integridad física del agente, o que se permita trabajar en solitario en zonas sin comunicaciones por emisora ni cobertura de teléfono”, ha manifestado Miguel Ángel Martín, presidente de la APAM.

Además los trabajadores y trabajadoras de este cuerpo medioambiental reivindican una formación adecuada que optimice sus funciones, ya que “son muchas las posibilidades formativas que demanda este cuerpo y mucha la formación ofertada, sin embargo no podemos acceder a ella a pesar de ser cursos de formación esenciales para el desarrollo de nuestro trabajo con una mayor eficacia, aunque parece que desde algún ámbito de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente no consideran necesaria esa formación”, ha comentado Alfredo Poveda, vocal de Comunicación de APAM.

Además de estas materias las direcciones de APAM y de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha han puesto encima de la mesa las demandas laborales del cuerpo, demandas que sume como suyas la formación política. “Debemos recuperar la plantilla de 700 agentes y no conformamos con algo menos de 500 que hay en la actualidad que no asegura la mejor realización del trabajo. Debemos recuperar la negociación para garantizar el salario de todas y, sobre todo, de todas las trabajadoras que no se les permite acceder a determinados complementos por que durante la lactancia después del embarazo no se les permite estar de guardia, se debe negociar ya la segunda actividad del cuerpo para profesionales de una determinada edad que pueden aportar su experiencia en otros ámbitos organizativos, se debe negociar una Ley del Cuerpo que blinde los derechos de los y las agentes ante los ataques que sufren y garantice una estructura de coordinación eficiente”, ha manifestado Juan Ramón Crespo, Coordinador Regional de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha.

“No queremos olvidar una situación muy preocupante para el cuerpo de Agentes, y es que si bien entras a formar parte del mismo con la obligación de tener una determinada titulación y además estando este Cuerpo encuadrado en el grupo B de la Ley de Función pública de Castilla-La Mancha, seguimos con las condiciones del grupo C1, e incluso las convocatorias de oposiciones se siguen convocando en grupo C1” ha comentado el Miguel Ángel Martín presidente de APAM.

“Tenemos que poner el foco en estas demandas, ya que si se vacía de contenido su labor y se deja sin la formación que optimice sus funciones al cuerpo, la Junta de Comunidades puede tener la tentación de privatizarlo argumentando que su trabajo puede hacerse por empresas” ha comentado Olga Ávalos, Responsable de Estrategias para el Conflicto de IU CLM.

“No podemos seguir manteniendo un cuerpo que debe garantizar nuestro entorno si el trabajo se realiza de forma improvisada y donde no se nos permita participar en todas las emergencias del medio natural de forma protocolizada desde el 112″, ha comentado Alfredo Poveda.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here