Lola Merino (PP) duda de la solución del Gobierno de Castilla-La Mancha para los pozos de las explotaciones prioritarias

Recuerda que los gobiernos socialistas han estado once años prometiendo la regularización de los pozos de explotaciones prioritarias, “once años de engaños a los agricultores, para acabar con la peor solución: el precintado de los pozos y el desmantelamiento de todas las inversiones realizadas para el riego y la extracción de agua en estas explotaciones”

La portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha denunciado la “última crueldad” de Emiliano García-Page que “calla y otorga” mientras les quita el agua a los agricultores de Castilla-La Mancha.

Así lo ha asegurado Merino durante el debate de la regularización de los 1.600 expedientes de pozos pertenecientes a agricultores a título principal y de explotaciones prioritarias de Castilla-La Mancha que se ha celebrado en las Cortes, un debate al que no ha asistido Emiliano García-Page, lo que demuestra, en su opinión, “lo poco que le importa el campo, lo poco que le importa el agua para la agricultura y lo poco que le importa Castilla-La Mancha”.

En cuanto a la regularización de los citados pozos, Merino ha recordado que, en agosto de 2008, el Gobierno del PSOE publicó una convocatoria para la concesión de uso de aguas subterráneas para agricultores profesionales y explotaciones prioritarias que recogía la cesión gratuita de hasta 40 hectómetros cúbicos anuales de la Confederación Hidrográfica del Guadiana a la Junta de Comunidades para el reparto de derechos de agua.

Desde 2009, el PSOE no hizo nada para la regularización hasta que, en 2011, llegó a Castilla-La Mancha un Gobierno del Partido Popular que adquirió 14,5 hm3 de derechos de riego y regularizó 3.580 pozos para el riego de cultivos leñosos con cesión gratuita de derechos de agua para estos agricultores. Pero, a pesar de la buena gestión y del buen trabajo del Partido Popular en dar respuesta a 3.580 pozos de agricultores de cultivos leñosos, quedaron casi 2.000 expedientes de derechos de agua de agricultores profesionales y explotaciones prioritarias por regularizar, una solución que iba a llegar de la mano del Gobierno socialista de Page, de hecho, así lo anunció en septiembre de 2015.

En este sentido, Lola Merino ha recordado que de 2015 a 2018 no se ha hecho nada para solucionar el problema y que en 2019 Page y su consejero finalmente le han dado una solución a la regularización de los 1.600 pozos de los agricultores profesionales y de explotaciones prioritarias que no es otra que el envío de un comunicado en el que les conceden un último y definitivo plazo de diez días para que procedan voluntariamente a la clausura y el precintado del pozo y al desmantelamiento y retirada de todos los instrumentos o infraestructura instalada en la explotación para la extracción de agua, soldando una chapa en la embocadura y precintando los mismos. Además, se les advierte de que, si transcurrido dicho plazo, no lo han hecho, el personal de la Administración procederá a su ejecución subsidiaria, siendo de cuenta de los agricultores todos los gastos que se originen por tales actuaciones, una “broma” que costaría unos 2.500 euros a los agricultores.

Al hilo de esta cuestión, ha subrayado que Page no pueden obligar a los agricultores a cerrar y precintar sus pozos y a desmantelar y retirar todas las inversiones e infraestructuras instaladas para la extracción de agua porque es el sustento de sus familias y porque los agricultores han cumplido con su parte del contrato ya que presentaron su solicitud en el 2008 y los gobiernos socialistas de Barreda y de Page, les prometieron 40 hm3 de cesión gratuita anual de derechos de agua.

“Jamás imaginé que el último debate agrario de esta legislatura fuera para denunciar tanta injusticia, tanta maldad y tanto ataque de los socialistas y de Page a los agricultores”, ha aseverado. Además, ha denunciado que “Page nos prohíbe emparrar, nos prohíbe plantar leñosos porque dicen que molestamos a las avutardas; le da lo mismo a cuánto se pague la aceituna y a cuánto se venda el aceite; le da igual que no haya mano de obra para recoger las cosechas y, además, se esconde en su madriguera ante la superpoblación de conejos, jabalíes o corzos que se comen las cosechas, las plantaciones y los cultivos”.

Lola Merino ha afirmado que desde que Page llegó al Gobierno de Castilla-La Mancha “ha demostrado tener una extraordinaria habilidad para crear problemas a los agricultores” y que, en vez de solucionarlos, como sería su obligación y responsabilidad, su objetivo ha sido atacar a los agricultores, mentir, vender humo y poner palos en las ruedas”.

Así, ha destacado que los socialistas y Podemos todavía no han terminado de pagar la PAC a pesar de que vendieron a bombo y platillo que serían los primeros en pagarla, no han pagado el segundo anticipo a los 1.218 jóvenes que se incorporaron a la empresa agraria allá por el año 2016, no han resuelto la segunda convocatoria de incorporación de jóvenes y ya va el consejero anunciando que han incorporado a 2.500, no han pagado los planes de mejora, ni las ayudas de zonas ZEPA, ni las Focal, ni el arreglo de caminos; tienen acumulada una deuda de 800 millones de euros con el sector agrario de Castilla-La Mancha y, además, su gestión agraria se ha centrado en perder ayudas europeas, engañar, enredar y a vender humo.

Por todo ello, y ante este último “ataque” a los agricultores, Lola Merino le ha pedido a los socialistas, “si les queda algo de dignidad política”, que reconduzcan esta situación, revoquen las cartas que han enviado a los agricultores y cumplan con lo prometido, adquieran los 25 hm3 de agua prometidos y regularicen de una vez por todas los 1.600 expedientes de pozos de explotaciones prioritarias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve + dos =