¿Qué es y cómo afecta a los olivos jóvenes la polilla del jazmín o glifodes?

Los daños de esta plaga en plantaciones adultas son de poca importancia, sin embargo, en plantaciones de menos de cinco años puede originar daños graves

El Boletín Fitosanitario de Avisos e Informaciones de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha advierte en su última publicación sobre la polilla del jazmín o glifodes, que puede afectar a olivos jóvenes.

El adulto es una mariposa de color blanco satinado y con reflejos nacarados que alcanza los 3 centímetros de envergadura. Las larvas recién nacidas son de color amarillento, virando a verde brillante a medida que crecen y alcanzando aproximadamente 2 centímetros de longitud en su máximo desarrollo. Tiene varias generaciones al año. El aumento de población suele producirse en primavera- verano y en menor medida en otoño.

Síntomas en hojas y larva de glifodes

Los daños de esta plaga en plantaciones adultas son de poca importancia, sin embargo, en plantaciones de menos de cinco años puede originar daños graves ya que las larvas se alimentan de los brotes tiernos, provocando retraso en el crecimiento.

En caso de parcelas con olivos jóvenes, principalmente de regadío, se pueden realizar tratamientos cuando se observen daños en los brotes terminales, teniendo éstos más eficacia cuando las larvas son pequeñas, utilizando alguna de las siguientes materias activas: betaciflutrín, deltametrín, fosmet y lambda cihalotrín.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + 19 =