Consejos para realizar una correcta poda de las viñas

Para evitar posibles enfermedades de la madera

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha informa en su último Boletín Fitosanitario de Avisos e Informaciones sobre las enfermedades fúngicas de la madera, en concreto, acerca de las heridas de la poda, la principal vía de entrada de la mayoría de los hongos que causan las enfermedades de madera de la vid.

Recogen que la infección por los cortes de la poda se ve favorecida cuando se dan condiciones meteorológicas de elevada humedad. Estos hongos pueden sobrevivir en la madera muerta de las cepas y en los restos de poda abandonados, focos que constituyen una importante fuente de inóculo de estas enfermedades, de ahí la importancia de su eliminación y quema.

Por tanto, se recomiendan las siguientes medidas de prevención y/o culturales para evitar su entrada y dispersión en la parcela:

-En plantaciones nuevas usar material vegetal de alta calidad fitosanitaria, que presente un buen aspecto; grosor adecuado del patrón, callo basal bien cicatrizado y distribución uniforme de las raíces en la circunferencia del callo, y zona del injerto sin roturas y con cobertura uniforme de cera.

-Realizar una plantación adecuada, sin causar heridas en la planta, evitando condiciones de estrés durante los primeros años: sin forzar la producción, no plantar en suelos compactados y/o anegados de agua, evitar riegos excesivos o periodos prolongados sin agua y realizar una fertilización adecuada.

-Las herramientas de poda se desinfectarán después de podar una cepa afectada para no transmitir la enfermedad. La desinfección se puede hacer bien con lejía comercial diluida en agua al 50%, o con alcohol.

-Podar con tiempo seco, evitando las heridas gruesas de poda, dejando transcurrir unos días sin podar después de una lluvia, niebla o de una nevada. Inmediatamente después de podar aplicar un producto protector sobre los cortes de poda.

-Poda terapéutica: si se observa necrosis en un brazo, buscar hasta encontrar tejido sano y cortar unos 10 cm por debajo de la zona sana con una herramienta desinfectada y proteger el corte, o rejuvenecer la planta a partir de brote basal.

-Si se observan plantas muy afectadas o muertas es recomendable arrancarlas y eliminarlas mediante la quema lo antes posible.

-Es recomendable sacar fuera de la plantación los sarmientos y restos de poda de aquellos viñedos donde se haya observado enfermedades de madera, para destruirlos posteriormente mediante la quema, con el fin de eliminar inóculo.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × tres =