Advierte que se está vendiendo vino a pérdidas en un mercado totalmente paralizado

ASAJA Castilla-La Mancha indica que por debajo de 0,50 euros/litros por lo que pide una destilación de crisis que palíe los efectos de la alarma sanitaria en el sector

ASAJA Castilla-La Mancha ha pedido la activación de una destilación de crisis del vino para paliar los efectos negativos que está provocando el estado de alarma sanitaria en el sector, principalmente, el hundimiento de los precios y la paralización de operaciones comerciales.

Así lo ha señalado el Comité Ejecutivo Regional de la organización agraria que este jueves ha celebrado una reunión por videoconferencia para analizar la situación actual y la repercusión que el COVID-19 está teniendo en el sector agropecuario de Castilla-La Mancha.

Según los datos del Sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (INFOVI) a fecha de enero de 2020, en el mes de noviembre en Castilla-La Mancha había unas existencias finales de 18,23 millones de hectolitros de vino y 3,73 Mhl de mosto (50,06 Mhl de vino y 4,2 Mhl de mosto en España). Mientras que en la misma fecha del pasado año las cifras en la región eran de 22,24 Mhl de vino y 4,16 Mhl de mosto (54,67 Mhl de vino y 4,72 Mh de mosto en España).

En cuanto a los precios, según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), mientras en enero de 2019 se comercializaba a buen ritmo y a 0,76€/litro, en la actualidad se está vendiendo a pérdidas y los precios se sitúan por debajo de los 0,50€/litro y con un mercado totalmente paralizado.

Por otra parte, la situación del contexto europeo refleja una caída de las exportaciones del 25% en general, un problema global en Europa, ya que nuestros principales países importadores de vino español como Francia, Alemania e Italia se encuentran en una situación similar, agravada más aun por el cierre de fronteras de Estados Unidos.

En este sentido, la organización agraria asegura que, si no se activa la destilación de crisis, las bodegas y cooperativas no tendrán la capacidad suficiente para almacenar la producción de la próxima campaña.

Por ello, ASAJA Castilla-La Mancha ha exigido a la Interprofesional del Vino de España que realice todas las gestiones pertinentes con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para que la próxima campaña cuente con las normas de comercialización y medidas suficientes para garantizar la estabilidad del mercado, dotándola de los mecanismos necesarios de trazabilidad.

Por último, ASAJA de Castilla-La Mancha pide al consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que realice los controles necesarios para evitar actos fraudulentos en el sector del vino de la región, pues se sigue operando con productos cuya procedencia no pertenece al sector vitivinícola y estas prácticas agravan aún más la difícil situación por la que atraviesa el sector.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 7 =