Detectada presencia de ‘Altica de la Vid’ en viñedos de La Mancha

Es un escarabajo verde que ataca a las hojas

Unos agricultores de la zona de La Mancha han grabado un vídeo en el que se observa como unos pequeños insectos, de color verdoso, devoran parte de las primeras hojas de las viñas.

Al parecer, podría tratase de la ‘Altica de la Vid’ (Haltica ampelophaga), un escarabajo pequeño cuyos adultos se alimentan de hojas haciendo agujeros y las larvas solo comen por una cara de la hoja respetando la epidermis opuesta.

El adulto es un pequeño escarabajo que mide unos 4 milímetros de longitud y 2 mm de anchura, cuerpo abombado, de color verde azul metálico. Las larvas al principio son de color amarillento y al poco tiempo adquieren color oscuro (casi negro) y en su mayor desarrollo alcanzan unos 7 mm de longitud.

Según recoge la web agroes, la plaga pasa el invierno en estado adulto bajo la corteza de las cepas dirigiéndose a la salida invernal a los brotes tiernos y realizando a continuación la puesta en el envés de las hojas, en grupos de 5 a 20 huevos. La nueva generación se desarrolla a lo largo del verano.

Los síntomas que producen en las hojas los adultos y las larvas son distintos:

-Los adultos se alimentan de las hojas perforando el limbo, haciendo agujeros más o menos extensos.

-Las larvas se comen las hojas por una cara, respetando la epidermis de la cara opuesta y los nervios de la hoja, dejándolas con aspecto parecido a un fino encaje.

Los daños importantes son producidos por los adultos procedentes de la invernación y las larvas de la primera generación. Si los primeros adultos aparecen pronto devoran las hojas de las yemas que acaban de abrir.

En caso de invasiones fuertes, los daños pueden llegar a ser graves y dejar las hojas tan sólo con las nervaduras, atacando incluso al racimo recién formado. Por el contrario, cuando las cepas tienen más vegetación resisten mejor los ataques y los daños son menores.

Período crítico para el cultivo

Desde el estado fenológico hojas extendidas hasta bayas tamaño guisante. Las temperaturas templadas acompañadas de cierta humedad favorecen el desarrollo de la altica. En cambio, los vientos con elevadas temperaturas de verano contribuyen a la mortalidad de las larvas jóvenes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + once =