Confederación Hidrográfica del Guadiana ha tramitado 30 expedientes sancionadores en lo que va de año

En el marco del Plan Especial para el Uso y Control de las captaciones en la zona de influencia de Las Tablas de Daimiel, que contempla controles nocturnos

La Confederación Hidrográfica del Guadiana ha intensificado las inspecciones con el fin de detectar posibles manipulaciones en los caudalímetros instalados   en   los   aprovechamientos   de   aguas   subterráneas, dando con   ellos cumplimiento al Plan Especial para el Uso y Control de las captaciones diseñado fundamentalmente para evitar extracciones ilegales en la zona de influencia del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

La razón de este esfuerzo de supervisión se debe al aumento de estas prácticas ilícitas en los últimos meses, de hecho, en lo que llevamos del año 2020, se han tramitado 30 expedientes sancionadores.

Control nocturno

Las inspecciones se están llevando a cabo también por la noche ya que es el momento del  día  elegido  por  los  infractores  para  cometer  las  manipulaciones, poniendo imanes,  alambres  o  varillas en  los  contadores  de  agua.

Hay que recordar que este tipo de infracción contra el medio ambiente y  los  recursos  naturales conlleva una  sanción  mínima  de  50.000  euros,  además  de determinar la extinción de los derechos del agua de estos aprovechamientos.

La Confederación Hidrográfica del Guadiana recuerda que la Ley de Aguas dispone que los titulares  de  las  concesiones  administrativas  de  aguas,  tanto  subterráneas como superficiales, y todos aquellos que por cualquier título tengan derecho a su uso privativo de las aguas, estarán obligados a instalar y mantener los correspondientes sistemas de medición que garanticen información precisa sobre los caudales de agua en efectos consumidos, utilizados o retornados. Nota de prensa

Los caudalímetros son herramientas fundamentales para facilitar información sobre los  caudales  de  agua  utilizados  con  el  fin  de  garantizar  el  respeto  a  los  derechos existentes,  medir el volumen  de  agua  realmente  consumido  o  utilizado,  permitir la correcta planificación y administración de los recursos y asegurar la calidad de las aguas, informan desde la CHG.

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × 1 =