Satisfacción ante la prórroga del sistema de autorizaciones de plantaciones de viñedo hasta 2040

Recogido en el acuerdo de la PAC

El consenso sobre la Política Agraria Común (PAC) alcanzado sobre los tres textos de reglamento en debate -planes estratégicos, financiación y organización común de mercados agrarios- permitirá al Consejo Europeo empezar la negociación con el Parlamento Europeo y la Comisión Europea, en los trílogos, que comenzarán en noviembre y que se prolongarán al principio de la presidencia portuguesa de la UE en 2021.

El texto contempla como la fecha de expiración del sistema de autorización para plantaciones de viñedo pasa de 2030 a 2040, demanda que había sido planteada por España y Francia.

Tras este acuerdo, las denominaciones de origen europeas, representadas por la European Federation of Origin Wines, a nivel europeo, y por la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas, a nivel nacional, han acogido satisfactoriamente esta decisión.

Para las DDOO europeas, la PAC proporciona y garantiza herramientas muy importantes, caso de la regulación, definición, desarrollo y protección normativa del propio concepto D.O., de los planes de apoyo al sector del vino (que formarán parte de los futuros planes estratégicos) y del sistema de autorizaciones para plantaciones de viñedo, que permite controlar y planificar el crecimiento del potencial productivo año a año, para adecuarlo a la demanda, así como también de las medidas de desarrollo rural.

Tanto la Eurocámara como el Consejo han apostado por la prolongación del sistema de autorizaciones de plantaciones de viñedo más allá de 2030, por una mejor y mayor protección para los derechos de propiedad intelectual de las DDOO (se mejora esta protección en ámbitos como el de su uso como ingredientes, su circulación en tránsito o el ámbito online), por una mayor y más moderna información al consumidor, con un marco específico para el etiquetado nutricional y de ingredientes adecuado a las necesidades del sector del vino, por la posibilidad de que las denominaciones de origen puedan experimentar con variedades híbridas con el fin de estudiar su resistencia y adaptación a los efectos del cambio climático.

Además, tanto EFOW como CECRV consideran que el mandato del Parlamento Europeo es particularmente ambicioso para las figuras de calidad. En efecto, los eurodiputados retomaron la reforma para fortalecer las herramientas de gestión colectiva, garantizando una mayor protección de las denominaciones de origen y abriendo el camino para consolidar la promoción de las indicaciones geográficas y la articulación de medidas medioambientales aún más fuertes que las actualmente previstas. Las denominaciones de origen son herramientas de sostenibilidad para productores y territorios que están llamadas a ser potenciadas en las nuevas estrategias de la Comisión Europea para la aplicación del llamado Pacto Europeo Verde en la actual legislatura. Las DDOO comparten la ambiciosa vocación medioambiental que contempla la nueva PAC.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + cinco =