Mujeres rurales menores de 40 años, perfil de alumnas en cursos online AMFAR

AMFAR concluye el programa nacional “Atención a Mujeres Rurales con necesidades educativas o de inserción laboral”

La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural, AMFAR, ha finalizado el programa nacional “Atención a Mujeres Rurales con Necesidades Educativas o de Inserción Laboral” dirigido a favorecer la empleabilidad de las mujeres rurales y la conciliación de la vida laboral y familiar a través del autoempleo. Este programa ha ofrecido a las mujeres rurales españolas tres tipos de servicios gratuitos.

Por una parte, AMFAR ha ofertado diez cursos de formación online, reforzados con un Servicio de Orientación laboral y Asesoramiento personalizado, que se ha completado con información en materia emprendedora ofrecida a través del “Rincón de la Emprendedora”.

La formación se ha impartido desde la plataforma www.plazasenred.com creada por AMFAR y ha contado con la participación de 284 mujeres rurales de 14 comunidades autónomas. Cabe destacar, según señala la presidenta de AMFAR, Lola Merino, la juventud de las alumnas de los cursos, ya que más de la mitad era menor de 40 años, y otro 30% contaba con una edad entre 41 y 50 años. Con estos datos, AMFAR ha cumplido con creces los objetivos del programa, que pasan por ofrecer las mismas oportunidades formativas a las mujeres rurales de todo el territorio español, permitiendo la conciliación de la vida familiar y laboral.

Los cursos han abordado las siguientes temáticas: Diseño de Páginas Web; Fotografía Digital; Producción Integrada de Cultivos; Restauración de Muebles; Redes Sociales; Monitor-Guía de la Naturaleza; Manipulador de Alimentos; Igualdad de Oportunidades; Creación de Empresas Agrarias y Agricultura Ecológica.

Además, el “Rincón de la Emprendedora”, una herramienta web que recoge entrevistas a emprendedoras, legislación laboral o información sobre ayudas a través de la dirección rinconemprendedora.mujerrural.com, ha recibido un notable incremento en las visitas, casi 5.000, coincidiendo con el estado de alarma provocado por el Coronavirus. Para Merino “la pandemia del COVID-19 ha demostrado que la actividad productiva y las nuevas tecnologías son grandes aliados. La digitalización debe servir para dinamizar el territorio rural utilizando los recursos que ofrece cada zona. Si conseguimos este objetivo, podremos combatir la despoblación”.

Por este motivo, acabar con la brecha digital se ha convertido en una de las prioridades de AMFAR. El acceso a las nuevas tecnologías son medidas que deben acometerse con agilidad para garantizar la igualdad de oportunidades y evitar una nueva discriminación en las zonas rurales.

Por último, el proyecto ha ofrecido un Servicio de Orientación Laboral y Asesoramiento Personalizado que ha atendido gratuitamente a mujeres rurales interesadas en emprender negocios. El emprendimiento femenino, destaca la presidenta de AMFAR, “se perfila como otra de las soluciones para frenar la despoblación”.

AMFAR ha desarrollado este proyecto apostando por la incorporación de las mujeres rurales al mundo laboral y facilitarles la corresponsabilidad de su vida laboral y familiar, teniendo en cuenta que algunas de ellas empiezan de cero, y que otras deciden continuar con un legado familiar.

Este proyecto ha contado con la financiación Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cuatro =