UPA pide poner a la ganadería en el centro de la estrategia de gestión del lobo

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos pide al Gobierno “valentía y sensibilidad” para que la protección del lobo no suponga la destrucción de la ganadería extensiva en España

La protección del medio ambiente y la biodiversidad es uno de los mayores retos que afronta la sociedad. Nadie lo pone en duda, “mucho menos los ganaderos, que producen alimentos en estrecha interrelación con el entorno natural”. Así lo ha manifestado UPA en la protesta que ha tenido lugar este miércoles en Madrid frente a las puertas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

UPA ha calificado de “una lástima” que ganaderos de toda España hayan acudido a Madrid a hacer escuchar su voz por un conflicto “que debería resolverse, y no enconarse”. Su secretario de Ganadería, Román Santalla, presente en la concentración, ha pedido al Gobierno que ponga a la ganadería en el centro de la estrategia de gestión del lobo ibérico en España. “Ya somos víctimas de los ataques del lobo, no queremos serlo también de decisiones erróneas”, ha recalcado.

Desde el principio de este conflicto, UPA ha abogado por una “convivencia razonable” entre la protección de este depredador –que según los estudios está en fase de expansión– y la protección de la ganadería, una actividad que sí está en peligro de extinción como indican las cifras del Ministerio de Agricultura. “No podemos ignorar los efectos de los ataques de lobos en el ganado extensivo, en las razas autóctonas, en vacas, ovejas, cabras, caballos y perros, y sus crías”.

Para que exista esa convivencia “el lobo debe estar donde deba y pueda estar”, ha explicado el secretario general de UPA Castilla y León, Aurelio González, citando al desaparecido Félix Rodríguez de la Fuente, uno de los mayores defensores del lobo en coexistencia con la ganadería extensiva.

Escuchar y proteger a los ganaderos

“El Gobierno debe escuchar a los ganaderos, que son quienes conviven con el lobo y lo sufren cada día”, han declarado los responsables de UPA. “Un blindaje unilateral de la especie sin contar con la ganadería traerá más mal que bien”, explican.

Desde el Ministerio para la Transición Ecológica se comprometieron con UPA a que no se incluiría al lobo en el Listado Especial de Especies Protegidas (LESPRE) antes de la aprobación de la estrategia de gestión. Un compromiso que, recuerdan desde UPA, debe servir para que los ganaderos se sientan comprendidos y no despreciados, por una decisión política que puede tener “consecuencias nefastas” para el futuro del medio rural y de la ganadería extensiva.

“El objetivo debe ser proteger a la ganadería sin perjudicar a la especie en su conjunto, y para ello consideramos que el control de la especie debe seguir pudiendo ser autorizado allí donde y cuando sea necesario”, concluyen desde UPA.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =