Critican la persecución que sufren los agricultores por el uso de pozos para riego por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana

Desde Extremadura

La Unión Extremadura ha denunciado la persecución que sufren los agricultores por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) y el Seprona de la Guardia Civil por la utilización de pozos para riego, y ha anunciado que va a solicitar la creación de una comisión de investigación en la Asamblea regional para que se aclare el motivo por el que en los últimos 10 años no se han resuelto las legalizaciones de pozos solicitadas.

Según ha recordado la organización, el 24 de julio se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la resolución por la que se hacía público el convenio firmado entre la Guardia Civil y la Confederación Hidrográfica para las inspecciones, vigilancia, denuncias y sanciones a los titulares de explotaciones agrarias que tengan pozos sin legalizar o los estén utilizando sin la preceptiva autorización.

Por este acuerdo, que tendrá un presupuesto de 420.309 euros para los próximos 4 años, la Guardia Civil a través del Seprona le va a realizar a la Confederación los trabajos para identificar los pozos, su utilización y las denuncias correspondientes para que posteriormente la CHG imponga las sanciones. En este presupuesto se relacionan las inversiones a realizar para este seguimiento que consistirán en adquisición de vehículos todo terreno, motocicletas, drones etc.

A juicio de la organización agraria, todo este despliegue estaría muy bien si la Confederación no llevase más de 10 años sin resolver las miles de solicitudes de legalización de pozos que se les han realizado. “La CHG dice no poder resolver los expedientes de solicitud de autorización de uso de los pozos realizadas al no tener suficiente personal, pero, en cambio, sí cuenta con un equipo humano disponible para tramitar las denuncias y sanciones”, añade.

Por otra parte, como norma general se informa a los agricultores de que no se va a legalizar ni una sola solicitud de pozos en zonas de regadío, por tener estas cubiertas sus necesidades a través del suministro de agua de riego, sin tener en cuenta que existen cultivos que hay que regarlos una vez cortado el suministro por las acequias y tuberías, como olivos, cultivos de otoño, praderas, frutales o variedades de ciclo largo. También se informa de que no se va a legalizar ni un solo pozo en la Comarca de Tierra de Barros por tener esta el acuífero sobreexplotado y con altos índices de nitritos.

Finalmente, ha recordado que además de las sanciones impuestas por el Seprona y tramitadas por la CHG, hay otra añadida por la Junta de Extremadura por no cumplir la condicionalidad de las ayudas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + doce =