ASAJA Castilla-La Mancha defiende en Bruselas la ayuda proteica al girasol y la colza

Con el objetivo de recuperar la ayuda de la PAC

El secretario general de ASAJA Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha viajado esta semana a Bruselas para defender la necesidad de recuperar la ayuda proteica a los cultivos del girasol y la colza que ha sido eliminada de la nueva Política Agraria Común (PAC).

Fresneda ha explicado este viernes en rueda de prensa que en las entrevistas mantenidas ha defendido “que en la próxima revisión de la PAC se recupere esta ayuda tanto al girasol como a la colza, ya que estos cultivos tienen una gran importancia para la alimentación animal por su contenido proteico”.

Así se lo ha trasladado el secretario general al eurodiputado del Grupo del Partido Popular Europeo y miembro de la Comisión de Agricultura, Juan Ignacio Zoido; a las eurodiputadas del Partido de los Socialistas Europeos, Clara Aguilera y Cristina Maestre; y a la de Vox, Mazaly Aguilar.

Igualmente, Fresneda se ha reunido con la Asesora Sénior de Políticas y secretaria general del grupo de Cereales y Oleaginosas del Copa-Cogeca, Dominique Dejonckheere, y con la consejera jefe de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (REPER), Silvia Capdevila.

Además, la próxima semana, ha anunciado Fresneda, “nos va a recibir la Comisión Europea, que es a la que tenemos que convencer para recuperar las ayudas, pues las ha suprimido fijándose en el precio del mercado internacional, pero sin tener en cuenta la rentabilidad del productor”.

El secretario general ha explicado que, del análisis del balance de oleaginosas tanto en la Unión Europea como en España, podemos concluir que la colza y el girasol, “no sólo contribuyen a equilibrar el balance de proteína vegetal, sino que también tienen un elevado potencial de crecimiento que puede favorecer a reducir la dependencia de la UE de terceros países para el abastecimiento de proteína vegetal”.

En este sentido ha especificado que la UE debe importar más del 41% de la proteína vegetal que necesita, fundamentalmente, para elaborar piensos y que España necesita importar más del 57 % de su consumo interno.

Por eso “no podemos entender ni aceptar que se haya quitado la ayuda a los proteicos, el girasol y la colza”, ha indicado Fresneda, y ha informado de que ASAJA ha entregado a las instituciones europeas un documento con datos sobre la realidad de estos cultivos, que demuestra que el proteico es fundamental.

En general, ha valorado el secretario general, “a pesar de ser de distintos partidos, todos los eurodiputados respaldan la posición de la organización agraria. Nadie ha rechazado la posibilidad de pedir el mantenimiento de esas ayudas y eso quiere decir que hay una puerta abierta”. De hecho, los eurodiputados “lo han entendido y van a proceder a formular preguntas sobre este asunto al Comisario”.

También ha destacado el compromiso asumido por ASAJA Nacional y ASAJA Bruselas con las provincias productoras de girasol. Con todos estos apoyos, incluidos los de los 26 países representados en el Copa-Cogeca, “si seguimos así vamos a conseguir algo”, ha dicho.

En esta línea, ha anunciado que en breve realizarán unas jornadas nacionales para analizar el trabajo de Bruselas y para trabajar en un posicionamiento justificado que demuestre la necesidad de esta medida. El objetivo es que se produzca o bien una revisión intermedia, o bien una revisión anual para poder incluir la ayuda lo antes posible. De lo contrario, “no sé quién se va a beneficiar de esto, desde luego, los ciudadanos no”.

Por último, según Fresneda, al tomar la decisión de apartar el girasol de las ayudas, Bruselas no ha tenido en cuenta “la crisis que generó la pandemia y mucho menos las repercusiones que la guerra está teniendo para obtener girasol”, además de otros elementos, como la sequía o el aumento de los costes de producción.

“No pretendemos que se quiten ayudas de otros sectores para dársela a los agricultores de girasol y de colza, si no que se vuelvan a incluir en ese 2% del presupuesto destinado a las oleaginosas, tal y como está la soja”, ha especificado.

El girasol es un cultivo muy importante en una decena de provincias españolas, entre ellas, Cuenca, y desde la organización agraria inciden en que es necesario que se apoye a todos los niveles por su importancia y porque en muchas zonas es la única alternativa para la rotación de cultivos.

Además, ha recordado que la pérdida de apoyos específicos a estos cultivos desincentiva la siembra y “no es momento de perder superficie de un cultivo que nos hace falta para tener aceite en los supermercados y pienso para el ganado, que sirve de alimento fundamental en verano para las abejas y, aún más, actúa como un cortafuegos natural cuando se produce un incendio forestal”.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

17 + 14 =