La falta de lluvias ya provoca pérdidas de hasta el 70 por ciento del cereal en una importante zona productora española

En el Valle del Ebro

sequía cereales

El sindicato agrario UAGA califica de «máxima alarma» la situación del campo aragonés por la ausencia de lluvias, que ha provocado pérdidas que superan el 70 % en la superficie sembrada de cereal en el Valle del Ebro, mientras aún es reversible, si llueve, en la zona norte de la provincia de Huesca y en la provincia Teruel y es «catastrófica» en ganadería extensiva y apicultura.

Según el análisis de UAGA ante la sequía, en el Valle del Ebro los daños en la producción de trigo duro, trigo blando y cebada son «irreversibles» en las zonas de secano con pérdidas en la superficie cultivada que oscilan entre el 60 % y el 100 %.

En el regadío también preocupan las restricciones en la dotación de agua, que mermarán la producción de cereal de invierno y harán que muchos agricultores opten por reducir la superficie sembrada de maíz, girasol y arroz.

En el caso de la ganadería extensiva, principalmente la cabaña ovina, la organización alerta de que si no llueve no habrá pastos para poder alimentar a las ovejas y se tendrá que recurrir a la compra de pienso y forraje para mantener a sus animales, situación muy similar a la que atraviesan los apicultores por falta de vegetación en los montes que impide que las abejas puedan alimentarse y producir miel.

Provincia de Huesca

La falta de lluvias afecta a toda la provincia, incluida la zona de montaña.

En las zonas de secano (principalmente comarcas de Monegros, Bajo Cinca, y Somontano) si llueve se cogerá una cosecha de cereal corta; en caso contrario será «inviable».

En fruta, aunque no se empezará a regar hasta dentro de un mes, si se establecen cupos los árboles no darán cosecha.

Tampoco hay forrajes para alimentar al ganado extensivo, con un costo añadido y no podrán vender si les sobra, como ocurre en años húmedos.

En el regadío, los agricultores «tendrán que aguantar con los cupos».

En el caso del arroz, cuyo cultivo se centraliza en la comarca de Monegros y Cinco Villas, la cosecha se limitará al 20 % de la superficie destinada a este cultivo.

En ganadería, la escasez de agua pone en «grave peligro» a las explotaciones de porcino de las comarcas de la Litera, Cinca Medio y Monegros.

Provincia de Zaragoza

UAGA calcula que se ha perdido ya entre el 60 % y el 100 % de la siembra de cereal en la zona del Valle del Ebro y aunque había «buenas expectativas», en las comarcas del Bajo Gallego, Belchite, Borja, Cinco Villas, Monegros Zaragoza, Huerva-Zaragoza, Ribera Alta del Ebro, Ribera Baja del Ebro y Tarazona, «no van a cosechar tan apenas».

Problemas a los que se le suman los daños causados por la plaga de conejos.

En el regadío, presentan problemas las zonas que tienen restricciones mientras que las explotaciones que tienen agua se enfrentan a la continua subida del precio de la luz.

En la zona del Huerva están sin recursos hídricos; en la comarca de Daroca se encuentran en situación de «estrés hídrico»; preocupa la Comarca de Calatayud, donde la situación, no obstante, es todavía reversible, mientras que en Cinco Villas el cereal en el secano está al límite y en el regadío se cubrirán los cultivos de invierno (trigo duro, trigo blando y cebada principalmente), pero las restricciones no darán para los de verano y se espera una «merma muy importante» de siembra de hectáreas de maíz, girasol y arroz y la imposibilidad de producción de forrajes.

En frutales, se ha visto afectado el cerezo en la Comarca de Calatayud y en el caso de hortalizas temen restricciones de agua en Cinco Villas para el cultivo del pimiento, ya sembrado.

Provincia de Teruel

El cereal «todavía aguanta» en las comarcas Calamocha y Teruel y también hay agua para regar en la zona del Jiloca, aunque UAGA alerta del problema del aprovechamiento y gestión con un sistema de riegos de hace 20 años, principalmente riego a manta.

Tampoco hay preocupación por la sequía en las comarcas orientales (Andorra, Bajo Aragón, Bajo Martín, Matarraña, Gudar-Javalambre), donde el problema se centra en las recientes heladas, que han afectado a frutales y almendros en algunas localidades del Bajo Aragón.

Ganadería extensiva

La situación, según UAGA, está «fatal» en los montes de secano, sin apenas alimento para la cabaña de ovino y con el riesgo de que si no llueve la situación se complique también para el vacuno, sumado a la posibilidad de que el precio de los forrajes «se dispare», lo que convertirá la labor de los ganaderos en «un ejercicio de supervivencia, en lugar de realizar engorde».

Apicultura

Los apicultores dan por perdida la cosecha de romero y la de tomillo dependerá de que llueva cuanto antes, por lo que sumarán su tercera campaña no rentable.

Situación de los grandes sistemas de riego

Riegos Altoaragón presenta un déficit del 45 %; Bardenas del 70 % y el Canal de Aragón y Cataluña del 60 %, en los tres casos reversible al 100 % si llueve en un mes.

UAGA incide que en embalses como el de Mequinenza o el de Canelles, en lugar de mantener las reservas de agua se está turbinando en exceso para la producción de energía. EFEAGRO

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí