Lamentan el parón de las inversiones del Ministerio de Agricultura

La patronal de ingeniería FIDEX, que agrupa a diez de las empresas más importantes e internacionalizadas del sector de la ingeniería en España, ha lamentado los recortes en inversión del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente durante los últimos diez años, con una caída de la licitación de proyectos de ingeniería en torno al 70%.

En el siguiente cuadro se pueden ver los importes licitados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para proyectos de ingeniería:

Licitaci_nMagrama_

FIDEX señala en un comunicado que dentro de los distintos organismos y entidades dependientes del ministerio de Agricultura, es significativo que la Dirección General del Agua apenas licitó 13,5 millones de euros en ingeniería a lo largo de la última legislatura (2012-2015), frente a los cerca de 180 millones de la anterior (2008-2011).

De hecho, señalan, fue precisamente en 2015 cuando esta entidad licitó la práctica totalidad de la inversión, con 12,8 millones de euros, mientras que en el conjunto de los tres años anteriores sacó a concurso público proyectos por valor de apenas 700.000 euros.

Prosiguen que, en cambio, y dentro de este mercado cada vez más reducido, las entidades que salvaron la legislatura fueron las Confederaciones Hidrográficas, responsables de cerca de la mitad de las cantidades licitadas. Estos entes disponen de fondos propios procedentes de tasas, cánones de autorizaciones de vertidos o de utilización, regantes, etcétera y, por tanto, con recursos económicos adicionales que les permitieron mantener cierto nivel de inversión.

Faltan depuradoras

El estudio elaborado por FIDEX recoge que los apenas 13 millones de euros licitados por la Dirección General del Agua en 2015 se han destinado a paliar otro problema derivado de la caída de inversión pública: las infraestructuras pendientes.

Eneste sentido, denuncian que España no ha cumplido con los objetivos de Bruselas en materia de depuración de aguas, lo que se ha traducido en la apertura de tres procedimientos de infracción por la Comisión Europea. Este problema se trató de minimizar el año pasado con esos cerca de 13 millones invertidos en ingeniería para obras de saneamiento y depuración, actuaciones enmarcas dentro del llamado Plan CRECE puesto en marcha por el Gobierno para avanzar en la mejora de la calidad de las aguas, apuntan en el comunicado.

600 depuradoras necesarias

Desde FIDEX estiman que España tiene pendiente la construcción de alrededor de 600 depuradoras para cumplir con la legislación que exige una instalación de este tipo en poblaciones con más de 2.000 habitantes.

Fuentes de FIDEX apuntan que este problema podría estar solventado en cuatro años siempre y cuando haya voluntad política y se pongan los recursos necesarios. Este es el periodo de tiempo requerido para que una gran depuradora esté lista, desde el estudio y diseño inicial hasta la finalización de las obras, aunque las depuradoras más pequeñas necesitan mucho menos tiempo e incluso hay casos que en apenas tres meses podrían estar en funcionamiento.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + uno =