UPA Castilla-La Mancha, en contra del recrecimiento del Camarillas

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha comparecido en la rueda de prensa que ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Hellín junto a Julián Martínez Lizán, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, y José Manzanedo Robles, presidente de la Comunidad de Regantes La Horca-Agramón. UPA Castilla-La Mancha ha apoyado de manera clara y rotunda la oposición al recrecimiento de la presa de Camarillas, al entender que es un proyecto que una vez más ningunea a la región y a sus ciudadanos.

Julián Morcillo ha hecho estas declaraciones tras conocerse en fechas recientes la notificación que, vía postal, había hecho la empresa semipública Acuamed a los regantes de la zona confirmando su interés en el desarrollo de la actuación de recrecimiento de la presa de Camarillas. Tal y como han explicado Julián Martínez, concejal de Medio Ambiente de Hellín, y José Manzanedo, presidente de la Comunidad de Regantes La Horca-Agramón, la oposición a esta obra es total. Y la Unión de Pequeños Agricultores se une a esta oposición.

Plan de Cuenca que se publicó en 2016, muy dañino para los regantes 

Como ha explicado el secretario general de UPA Castilla-La Mancha, esta obra no sorprende porque entra dentro del comportamiento que el gobierno del PP de Mariano Rajoy tiene con esta región en materia hídrica y, “particularmente, en lo que afecta a la Confederación Hidrográfica del Segura”. Morcillo ha recordado el plan de Cuenca que se publicó en 2016, muy dañino para los regantes del sureste de Albacete y que recurrieron los regantes de la cabecera del Segura.

A ello se le une que el Gobierno no ha destinado ni un euro ni dotación adicional al 25 % de la Cuenca, cuando hace pocos meses la Ministra de Agricultura se jactaba en Murcia de que había puesto a disposición de sus regantes 250 hectómetros cúbicos e inversión superior a 300 millones de euros, “de los cuales ni un solo euro es para Castilla-La Mancha”, ha denunciado Morcillo. Mientras que ahora Acuamed está realizando estos estudios previos para la obra de recrecimiento de la presa de Camarillas que dispondrá de 36 millones de euros de presupuesto.

Julián Morcillo ha denunciado que no se puede llevar a cabo una obra de estas características sin contar con el gobierno regional, ni el Ayuntamiento de Hellín, ni el apoyo de la sociedad del sur de la provincia de Albacete. Una obra que “tiene como fin solucionar el problema de otras comunidades autónomas a costa del expolio de los ciudadanos de Castilla-La Mancha”. El secretario general de UPA Castilla-La Mancha ha denunciado que este comportamiento es más propio de gobiernos de otras épocas y no lo que se espera de un gobierno democrático.

En este sentido, el concejal de Medio Ambiente, Julián Martínez, ha explicado que, caso de llevarse a término la obra, serían miles de puestos de trabajo anuales los que eliminaría; sobre todo en una obra que es innecesaria. “Queremos que se garantice la continuidad de una zona que genera miles de puestos de trabajo cada año y que, caso de que se realice condenaría a las pedanías”.

En los mismos términos se ha referido José Manzanedo, presidente de la Comunidad de Regantes La Horca-Agramón, “hablar del Camarillas pone los pelos de punta. Técnicamente el recrecimiento del Camarillas no se justifica. Además, parte de las tierras de Agramón se verían damnificadas, así como todo el pueblo”. Manzanedo ha recordado que las obras de la presa servirían para ampliar la presa y que almacenara hasta seis veces más, con la contrapartida de anegar 650 hectáreas de Agramón, tierras que, a día de hoy se están trabajando y son productivas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 7 =