LA CAIXA 728x180

Stop Macrogranjas se suma al resto de movimientos contra granjas intensivas

Asistió el fin de semana al Primer Encuentro Estatal Ganadería y Medio Ambiente en Loporzano (Huesca)

0

Una representación de la Plataforma conquense Stop Macrogranjas, Pueblos Vivos, ha asistido este fin de semana al Primer Encuentro Estatal Ganadería y Medio Ambiente en Loporzano (Huesca), al que también han acudido otras de Albacete, Toledo, Guadalajara y el resto del Estado. Allí, se han compartido experiencias y se han coordinado esfuerzos para hacer frente a estas explotaciones industriales que, apuntan desde la plataforma, “contaminan y provocan pérdida de empleo en el mundo rural”.

La Plataforma Loporzano sin ganadería intensiva, de Huesca, ha sido la anfitriona en este encentro que ha acogido a los muchos movimientos vecinales y plataformas sociales de todo el Estado que luchan contra la instalación de macrogranjas y grandes explotaciones ganaderas industriales, especialmente de porcino, para preservar su entorno natural y cultural.

Plataformas vecinales de Murcia, Castilla-León, Andalucía, Cataluña, Galicia, Aragón y otras comunidades autónomas, entre las que se incluye Castilla-La Mancha con la presencia de la Plataforma Stop Macrogranjas, Pueblos Vivos de Cuenca y otras de Toledo, Albacete y Guadalajara, han participado activamente en este Encuentro Estatal bajo el lema: “Resistiendo a la ganadería industrial” al que han asistido unas 70 personas.

En este Encuentro se han compartido experiencias de éxito en distintos puntos de España, como por ejemplo en Yecla (Murcia), donde ElPozo pretendía instalar dos macrogranjas, en parte dentro del municipio de Montealegre del Castillo en Albacete, empresa cárnica que finalmente ha desistido de sus planes por la movilización vecinal que se ha producido uniendo a 14.000 personas en una manifestación hace escasas semanas. También las compañeras y compañeros de la Plataforma Cívica de Gamonal (Toledo) han contado su experiencia de lucha en la que han logrado frenar otra macrogranja porcina gracias a la oposición de todo un pueblo de 1.000 habitantes a este proyecto.

Logros en Castilla-La Mancha

También en Cuenca, la población de Torrejoncillo del Rey consiguió paralizar la instalación de una explotación industrial de ganadería porcina a escasos metros de una mina de lapis specularis, la gran cantidad de firmas recogidas frenó este proyecto. Actualmente, la Plataforma conquense está tratando de parar los planes de expansión de la multinacional Incarlopsa, proveedora de carne de Mercadona, que pretende disponer de alrededor de 1,5 millones de cerdos en 100 km a la redonda de Tarancón.

La Plataforma Stop Macrogranjas. Pueblos Vivos convocó la mayor movilización social de las últimas décadas en la localidad de Priego, donde hace un mes unas 300 personas protestaron contra la instalación de dos macrogranjas en su localidad. En Cañete, la Plataforma junto con vecinos y vecinas de la localidad han denunciado el inicio de las obras de una macrogranja sin el correspondiente permiso municipal, por lo que la vía judicial no se descarta en este caso.

En los municipios de Villanueva de la Jara y Pozorrubielos de la Mancha, vecinas y vecinos han presentado este lunes 215 alegaciones, en el último día de plazo del periodo para alegar contra la solicitud de obras y licencia municipal para una macrogranja porcina[2]. La Plataforma entregó también unas alegaciones más extensas[3].

En Carboneras de Guadazaón se presentaron alegaciones a otro proyecto de este tipo, al igual que en Almendros. La Plataforma no deja de ampliarse puesto que no dejan de proliferar estas instalaciones intensivas dadas las ayudas económicas que reciben de la Junta de Castilla-La Mancha. El gobierno regional aporta 100.000 euros por cada puesto de trabajo creado, que suele ser un puesto por cada macrogranja, más 27.000 euros en caso de que vaya asociado a un expediente de incorporación al sector agrario.

Estas ayudas económicas, únicas en todo el Estado, facilitan el establecimiento de estas explotaciones industriales que, como se ha comprobado en este Encuentro contra la ganadería industrial, provoca grandes perjuicios contra las personas que viven en estas zonas y el medio ambiente, llegando incluso a impedir el uso del agua para consumo humano por contaminación por nitratos.

Los movimientos vecinales contra las macrogranjas de todo el Estado han quedado emplazados a la primavera de 2018, cuando la Plataforma Salvemos el Arabí organizará el 2º Encuentro contra la ganadería industrial en Yecla (Murcia).

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta