Propone mejoras para efectividad del plan de reestructuración de viñedo

UPA Castilla-La Mancha

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, Julián Morncillo, acompañado del responsable de Vino de la organización, Alejandro García-Gasco; el secretario general de UPA Albacete, Ramón Sáez, y varios técnicos de la organización agraria de la región, se han reunido con la directora general de Desarrollo Rural, Cruz Ponce. En esta reunión se han abordado diversas propuestas y mejoras que desde UPA han considerado que podrían ser útiles de cara a las futuras convocatorias de reestructuración y reconversión del viñedo.

Desde la UPA explican que de cara a la modificación que existe sobre el actual plan de reestructuración y de la futura orden de inicios del año 2019 se han comprobado una serie de elementos que serían mejorables de cara a su aplicación práctica. En concreto, los técnicos de UPA que trabajan a diario con los viticultores han trasladado a la directora general las cuestiones a mejorar y hacer efectiva la orden de reestructuración y reconversión para evitar una serie de inconvenientes que se han detectado en estas últimas convocatorias.

Según explican desde UPA, el plan de reestructuración y reconversión del viñedo es la única medida que llega directamente al viticultor dentro del Programa de Apoyo Vinícola. En estos últimos años ha sufrido cambios y ha habido ciertas dificultades a la hora de su gestión y puesta en funcionamiento. De manera que la UPA ha comprobado ciertas mejoras posibles de cara al futuro y se deberían desarrollar para el beneficio del sector.

En este aspecto, desde la organización agraria se han brindado para colaborar y dialogar tanto a nivel nacional como europeo; y de esta manera trasladar las inquietudes de viticultores y el sector en general. Todo ello orientado para hacer mejor y más sencillo lo que ahora resulta muy difícil, “incluso sería recomendable la simplificación de ciertos requisitos” porque de hecho son muchos los agricultores que no se acogen a estas medidas debido a la carga burocrática que ello supone.

La UPA ha ofrecido su colaboración a la Consejería de Agricultura, para caminar de la mano y hacer más efectivo el programa. De manera que se va a pedir los próximos días una reunión a la subdirectora general del Ministerio de Agricultura para trasladarle los cambios oportunos a nivel Real Decreto y de la Unión Europea, a quienes les harán llegar estas medidas a través de la Comisión.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores han reconocido que si se produjeran estas mejoras encaminadas a la mejora y efectividad, se trasladaría en una efectividad del gasto del presupuesto así como un mejor uso y funcionamiento de la medida de reestructuración, no hay que olvidar que son 32 millones de euros lo que implica, de manera que es importante porque supone un acicate al sector. Entre otras cuestiones, contribuye a que el viñedo se mecanice para ahorrar costes, ganar en eficiencia y orientarlo al mercado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − siete =