‘Pica’, el último ejemplar de lince liberado en Castilla-La Mancha

Entre los términos municipales de Almuradiel y El Viso del Marqués, en Sierra Morena Oriental

Su nombre es ‘Pica’, una joven hembra de lince ibérico nacida en el centro de cría de Zarza de Granadilla, en la provincia de Cáceres y que este jueves se ha convertido en el centro de todas las miradas, al ser el último de los 14 ejemplares reintroducidos en Castilla-La Mancha este año, dentro del programa europeo ‘Life+Iberlince’, coincidiendo con la jornada en la que se celebra el Día de Europa.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, se ha desplazado hasta el paraje ‘Los Barrancos’ en el Monte de Utilidad Pública de ‘Peñas Negrillas’, titularidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que se encuentra entre los términos municipales de Almuradiel y El Viso del Marqués, en Sierra Morena Oriental, donde han acudido alrededor de un centenar de personas, entre niños y niñas y sus familiares, miembros de las asociaciones de personas con capacidades diferentes, AFAEPS y AFAD de Albacete y Valdepeñas que por primera vez participaban en un evento como este, organizadores y personal del programa, entre ellos los agentes medioambientales de Castilla-La Mancha.

Tras liberar a ‘Pica’, que ha salido rauda, casi saltando del habitáculo en el que ha sido trasladada hasta el punto de suelta, hacia su nueva vida en libertad, Martínez Arroyo ha trasladado la importancia de este proyecto europeo, que une los intereses de Portugal y las comunidades autónomas del sur de España (Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha), y que realmente “ha sido éxito rotundo, completo”, ha dicho, en Castilla-La Mancha y a nivel nacional.

En cifras, se han reintroducido en el medio natural en la región desde su inmersión en este programa un total de 84 ejemplares con ‘Pica’ incluida.

En cuanto a los nacimientos, si desde la primera camada detectada en 2016 y hasta cerrar 2018 se contaba en la región con 70 crías detectadas, en lo que llevamos de 2019 ya se han contabilizado 39 en las áreas de reintroducción de Montes de Toledo y Sierra Morena Oriental (Ciudad Real): nueve camadas en Toledo con un mínimo de 31 cachorros, donde aún falta por determinar el número de crías de otras nueve hembras de este área de reproducción y las cuatro camadas nuevas con al menos ocho cachorros en la provincia de Ciudad Real.

Unas cifras “espectaculares” ha resaltado Martínez Arroyo que “demuestran que esta especie es capaz reproducirse en estado salvaje y hay hábitats adecuados para ello” en Castilla-La Mancha.

Ahora, con una población estable de lince ibérico en Castilla-La Mancha de alrededor de 150 ejemplares, unido a la existencia de 26 hembras territoriales, las poblaciones se están consolidando.

El siguiente paso, dentro del nuevo proyecto europeo en el que se trabaja y que podría estar listo este verano, pasaría por apostar por los corredores ecológicos donde el lince ibérico ya se asienta, para conectar las poblaciones existentes en las dos áreas de reintroducción de la región, con los ejemplares de Andalucía, Extremadura e incluso Portugal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =