Pago de 6,5 millones de incorporación de jóvenes al campo 2018

Este viernes, según ha anunciado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, de ha anunciado que este próximo viernes, 30 de octubre, se va a proceder al abono de 6,5 millones de euros para 360 jóvenes incorporados al sector agrario en 2018 en Castilla-La Mancha. En total, en esa convocatoria, se han beneficiado por el momento de las ayudas 1.166 jóvenes con un total de 20,7 millones de euros. Hasta el momento, ya son 47 millones de euros en 5 años, que, unidos  a la inversión en explotaciones son más de 100 millones de euros abonados.

Según Martínez Arroyo, esta apuesta por la incorporación de jóvenes, “que son los que llevan la innovación al sector”, no se va a aquedar aquí, antes de que finalice el año, ha avanzado, se va a publicar otra nueva convocatoria con 100 millones de euros, porque el Gobierno de Castilla-La Mancha entiende que el futuro del sector “pasa porque haya jóvenes e innoven desde el punto de vista tecnológico”.

En este sentido, se ha mostrado optimista por la respuesta recibida a este tipo de convocatorias, que ha sido superior a la prevista en el propio Programa de Desarrollo Rural, que estimaba en 2.000 las nuevas incorporaciones, cuando en solo dos convocatorias ya ha ascendido a 2.660 jóvenes, todos incorporados con ayudas públicas. 

El consejero hacía estas manifestaciones en la localidad ciudadrealeña de Socuéllamos, donde ha visitado las instalaciones de la Sociedad Agraria de Transformación ‘Virgen de Loreto’, junto con el presidente de la entidad, Heliodoro Benéitez;  miembros de la junta directiva; la alcaldesa de la localidad, Elena García Zalve y varios miembros el equipo del Gobierno, así como la delegada provincial de Agricultura, Amparo Bremard, entre otros.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha valorado el trabajo realizado en la SAT Virgen de Loreto, un modelo de empresa colectiva, similar a las cooperativas, donde la mayor parte de sus socios son profesionales, con objetivos comerciales claros y un planteamiento de profesionalización y “tenemos que ir en esta dirección”.

Estas instalaciones se han modernización recientemente, con un proyecto de más de cuatro millones de euros, de los cuales, uno, ha sido aportado a través de las ayudas Focal del Gobierno regional. Unas ayudas que a nivel regional han supuesto una inyección de 180 millones de euros desde la legislatura pasada y que han supuesto una movilización de 1.000 millones de euros en inversión privada.

La bodega que hoy ha visitado Martínez Arroyo se fundó en mayo de 1980 con la idea de transformar y comercializar conjuntamente la uva de sus cerca de 50 asociados, para intentar ahorrar costes y poder ofrecer a los mercados un mejor producto final. Actualmente, cuentan con más de 100 familias de agricultores, así como, con un equipo de Gobierno y de trabajadores jóvenes y con la experiencia suficiente para poder afrontar las demandas y exigencias de los tiempos actuales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 5 =