Drones, una metodología que determinaría la uniformidad de riego en la agricultura

A través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), en colaboración con la Universidad de Sevilla y la empresa de tecnología Soluciones Agrícolas de Precisión SL (Agrosap), la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Andalucía trabaja en la implementación de una metodología que determine la uniformidad de riego mediante el uso de imágenes térmicas con drones.

El Ifapa, a través de su área de Agricultura y Medio ambiente, tiene como objetivo principal la optimización del uso de agua de riego. Cuestiones como la mejora de eficiencia del uso de agua y la mejora de la uniformidad de los sistemas de riesgo están  incluidos dentro del proyecto denominado “Transparencia Tecnológica para un Regadío Sostenible, SAR”.

En la agricultura de regadío, el parámetro que mejor prueba la calidad de riego es la uniformidad de riego. Debido a las variables que intervienen en su funcionamiento, los rociadores y los sistemas de suelo tienen algunas dificultades para calcular la uniformidad según el diseño. En ese sentido, se requiere de gran atención en cuanto a la innovación en su análisis.

El riego y las nuevas tecnologías

En sus instalaciones de Chipiona (Cádiz), el Centro Ifapa Rancho de la Merced viene trabajando desde hace años en la catalogación de las uniformidades de riego en los sistemas por aspersión, a través de un banco automático de ensayos de aspersores con viento. En la actualidad, y con la finalidad de evaluar los sistemas de riego en campo, Ifapa y la US apuestan por el uso drones capacitados para tomar información RGB, multiespectral y térmica que ayude en las prácticas agronómicas.

A partir de situaciones controladas sobre la programación del sistema de riego, será posible aislar la variabilidad del estrés hídrico provocado por el propio sistema y, de esa manera, disponer de un valor de uniformidad del riego.  Así, el Centro Ifapa Rancho de la Merced inició desde el 2020 la línea en riego de por aspersión, al ser uno de los sistemas con mayor complejidad. Esta novedosa metodología con imágenes térmicas permitirá el análisis de información térmica que se obtenga desde vehículos aéreos no tripulados.

Según Guillermo Hernández, editor en jefe de Mantenimiento & Jardín en ReviewBox, la aplicación de estas nuevas tecnologías aumentará la productividad y supondrá un cambio radical en la agricultura de precisión. “El uso de drones para trabajos de control, análisis del estado de cultivos y cálculo del índice de vegetación permite un mayor procesamiento de datos y elaboración de estrategias en tiempo real. Frente a este panorama lleno de ventajas, las empresas agrícolas y biotecnológicas proponen un futuro en donde las nuevas tecnologías revolucionan el sector agrícola. Por esa razón, en países como México y Colombia los expertos ya están hablando de la Agricultura 4.0 y el impacto que tendrá el Big Data y el Internet de las Cosas en la producción agrícola”.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 5 =