Castilla-La Mancha impulsa un cambio revolucionario en el sector vitivinícola

La tecnología ‘Blockchain’ conectará a todos los eslabones de la cadena con un código QR

viñedo

Castilla-La Mancha aplicará la tecnología ‘BlockChain’ al sector vitivinícola, de manera pionera, a través de un proyecto de digitalización que comienza este año y que se desarrollará durante los próximos tres años. Un proyecto que será “revolucionario”, conectando a todos los eslabones de la cadena, desde el viticultor al consumidor; y al sector con la propia Administración, permitiendo que con un simple código QR “se tenga la garantía absoluta de trazabilidad sobre el vino que se está ofreciendo a los consumidores en cualquier lugar del mundo”.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha visitado este jueves las instalaciones del Parque Científico y Tecnológico de Castilla-La Mancha (PCTCLM), acompañado por el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde, y el director del parque, Agustín Moreno. Un encuentro en el que han estado además presentes la vicerrectora de Innovación y Transformación, Ángela González; el vicerrector de Estrategia Digital, Ismael García o el director de la Agencia del Agua, José Manuel Martín y el delegado provincial, Ramón Sáez.

Ha sido aquí donde Martínez Arroyo se ha referido a este programa que se ejecutará a partir de este año en colaboración con el parque y la Universidad y supondrá un “paso revolucionario en un sector fundamental en el que queremos seguir siendo líderes, en una región que ya lo es en superficie, producción y que muestra su potencial en cifras”, como las que reflejan que en lo que llevamos de año, de enero a mayo, se ha exportado vino de Castilla-La Mancha a 125 países del mundo.

De esta manera, se trata de una inversión de 2,6 millones de euros y se constituirá un equipo compuesto por 15 personas de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de Albacete, que se encargará de crear y desarrollar esta herramienta digital.

De manera posterior, el consejero se ha trasladado hasta la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes (ETSIAM) en el Campus de Albacete, donde ha conocido al nuevo equipo directivo presidido por Ana Josefa Soler.

Martínez Arroyo ha trasladado una buena noticia y es que se van a poner a disposición de los futuros ingenieros agrónomos un total de diez plazas nuevas de oferta de empleo público. Han sido 27 en total desde 2016 para ingenieros agrónomos en la administración pública regional, muchos de ellos formados en la Universidad de Castilla-La Mancha.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

12 − 1 =