Aseguran que 2021 volverá a ser un año “desolador” para el sector apícola europeo

Desde Copa-Cogeca, porque las condiciones climáticas extremas han acortado los periodos de floración y de vuelo de las abejas, repercutiendo negativamente en la producción de miel

Este volverá a ser un año “desolador” para el sector apícola, ya que se estima una pérdida de producción de entre el 10% y el 15% respecto al 2020, que ya fue un mal año para las cosechas, según el Copa-Cogeca, unión de las dos grandes organizaciones agrícolas y del grupo de interés más fuerte para los agricultores europeos.

Las condiciones climáticas extremas han acortado los periodos de floración y de vuelo de las abejas, repercutiendo negativamente en la producción de miel. Así pues, las importaciones continúan aumentando. Sin embargo, los consumidores europeos no perciben estas consecuencias en los estantes de venta debido a que el etiquetado del origen es pobre en términos estructurales.

El Copa y la Cogeca acogen con satisfacción el anuncio de la Comisión acerca de la revisión de la directiva sobre la miel y solicitan cambios rápidos en cuanto a la transparencia de los mercados.

Los apicultores europeos se enfrentan una vez más a una situación desoladora en el campo. Ya no tiene sentido hablar de malas cosechas, dado que la baja producción prácticamente se ha convertido en la norma. La mayoría de los países europeos han sufrido situaciones climáticas extremas en 2021: en casi toda Europa se ha registrado una primavera larga, húmeda y fría y ha habido sequías en el sur de Europa y, por primera vez en décadas, también en Finlandia, así como inundaciones en el noroeste de Europa (Bélgica y Alemania) e incendios devastadores en los bosques de Grecia.

Todas estas circunstancias han afectado desfavorablemente los periodos de floración y han acortado los periodos de vuelo. Para compensar esta situación, los apicultores de varios Estados miembro han recurrido a la alimentación de emergencia para sus abejas.

Enfermedades de las abejas

Asimismo, varios Estados miembro sufren más presión debido a las enfermedades de las abejas. Pese al ligero aumento en los precios de la miel a granel en algunos lugares de la UE, la falta de rentabilidad de los apicultores comerciales sigue siendo insostenible. Esta aparente paradoja se explica en los últimos datos presentados hoy por la Comisión. Las importaciones de miel siguen aumentando.

En 2020 alcanzaron las 174.885 toneladas, un 4,7% más que en 2019. El principal exportador de miel hacia la UE es Ucrania, que ha aumentado su cuota de mercado de 24,3% en 2018 a 31,3% en 2020, es decir, 54.802 toneladas más. El precio promedio de la miel en Ucrania cayó de 1,83 euros por kilo en 2018 hasta 1,53 euros en 2020, mientras que el coste promedio de producción en Europa oscila entre 3,5 y 4 euros por kilo. Lo mismo se aplica al segundo mayor exportador de miel a Europa: China. Los precios de la miel cayeron de 1,51 euros por kilo en 2018 a 1,38 euros en 2020.

El Copa y la Cogeca acogen con satisfacción los planes de la Comisión para revisar la directiva sobre la miel. Es de vital importancia que se actúe con premura: debemos reforzar la normativa para garantizar una mayor igualdad de condiciones en lo relativo a la competitividad de los apicultores europeos, además de facilitar a los consumidores de la UE la información adecuada sobre el origen de la miel.

En palabras de Stanislav Jas, el nuevo presidente del Grupo de Trabajo «Miel» del Copa-Cogeca “esperábamos desde hace mucho tiempo esta decisión”. Una normativa europea más robusta puede marcar una diferencia para el mercado de la miel y proteger la apicultura de la UE.

Próximos meses

Durante los próximos meses, la Comisión debe centrarse en la trazabilidad y la reforma debe girar en torno a ella. Asimismo, los apicultores del Copa y la Cogeca creen que la lucha contra la adulteración de la miel es vital, mientras que también se necesita una reflexión profunda sobre la viabilidad de la apicultura en el contexto del cambio climático».

El Grupo de Trabajo también evaluará la cuestión de la coexistencia entre los polinizadores salvajes y las abejas, para promover la biodiversidad y la correcta polinización de las cosechas y las flores silvestres.

La apicultura en la UE

La Unión Europea es el segundo mayor productor de miel del mundo y el mayor importador. En todos los países de la Unión Europea se practica la apicultura. Los principales países productores son: Alemania, España, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Polonia y Rumanía. La apicultura es una actividad profundamente arraigada en las zonas rurales, donde es un vector de desarrollo. Además, cada vez empieza a tener más efecto en las zonas urbanas.

En la Unión Europea 650.000 apicultores cuidan de unos 18 millones de colmenas. Cerca de 10 millones de colmenas están gestionadas por apicultores que ganan una parte importante de sus ingresos mediante la apicultura. Desde una perspectiva económica, medioambiental y cultural, todas esas colmenas desempeñan un papel vital para el tejido social de las regiones donde se ubican.

La apicultura es una práctica respetuosa con el medio ambiente que convive en perfecta armonía con los hábitats y ecosistemas naturales. La apicultura y los servicios de polinización que aporta en sinergia con los polinizadores silvestres son fundamentales tanto para la agricultura y la horticultura europeas, como para la biodiversidad.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diez − 5 =