Gregorio destaca la capacidad de las cooperativas para “emprender y posicionarse”

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha destacado hoy la importancia de las cooperativas para el sector agroalimentario y ha valorado su capacidad
para “emprender y mejorar su posición en los mercados internacionales”.

Gregorio, durante su visita a la cooperativa Santa Cruz de Alpera junto con la alcaldesa de la localidad, Cesárea Arnedo, y el subdelegado del Gobierno en Albacete, Federico Pozuelo, ha destacado que las exportaciones en la región han crecido un 15,7% en 2016, a la vez que ha valorado la importancia de la agricultura ecológica en Castilla-La Mancha, con más de 6.000 agricultores dedicados a la misma en las región.

Sector agroalimentario más organizado y profesionalizado

“El Gobierno de España ha apostado desde el inicio de la legislatura por las cooperativas como solución para crear un sector agroalimentario más organizado, profesionalizado, con dimensión relevante para producir y comercializar a escala global y, por tanto, generar más valor, empleo y riqueza”, ha destacado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha.

Gregorio ha valorado la capacidad de las cooperativas agroalimentarias para “emprender y mejorar su posición en los mercados internacionales, impulsando un sector agroalimentario más y mejor organizado, y dotarle de las herramientas necesarias para que puedan acceder a nuevos mercados y desplieguen todo su potencial innovador”.
Así, las exportaciones en Castilla-La Mancha crecen un 15,7% en los primeros meses del año, con respecto al mismo período de 2015, hasta los 447,4 millones de euros, ha destacado Gregorio.

Vinculación con el productor y el territorio

“Cooperativas como la de Santa Cruz son un soporte de la economía de los pueblos, porque su actividad asienta y fija la población en el medio rural”, ha afirmado el
delegado del Gobierno. En España, las cooperativas agroalimentarias representan casi el 60% de toda la producción agrícola y ganadera del país, agrupan a más de un millón de socios y dan empleo a 100.000 personas, además de ser empresas vinculadas al territorio

Santa Cruz de Alpera, con los más de 400 socios que actualmente forman la bodega, es uno de los principales motores económicos de Alpera. Su compromiso con el medio ambiente viene a través del cultivo no agresivo del viñedo, con más de 1.000 hectáreas en producción ecológica certificada. En este sentido, Gregorio ha subrayado la importancia que tiene para la región la agricultura ecológica, con más de 6.000 agricultores en Castilla-La Mancha dedicados a la misma, protegiendo e impulsando las variedades autóctonas.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 11 =