Sequía y pedrisco dejarán un 30 por ciento menos de cosecha de uva en la provincia de Cuenca

En relación a los precios, la sectorial de ASAJA Cuenca, reunida en Mota del Cuervo, traslada un mensaje de prudencia y tranquilidad

La sequía y el pedrisco provocarán una merma en la cosecha de uva con una reducción de aproximadamente un 30 por ciento en viñedo de secano y de un 20 por ciento en regadío. Así se puso de manifiesto en el transcurso de la reunión de la Sectorial Vitivinícola Provincial que ASAJA Cuenca ha celebrado en Mota del Cuervo con asistencia de representantes de las principales zonas vitícolas de la provincia.

El presidente de ASAJA Cuenca, José María Fresneda, avanzó que desde la organización agraria se va a llevar a cabo un completo informe de todas las zonas afectadas por la meteorología adversa, con el fin de trasladarlo al Ministerio de Hacienda y solicitar una reducción de módulos para que agricultor pueda tener una compensación en su declaración de la renta.

En cuanto a los precios el secretario general de ASAJA Cuenca, Manuel Torrero, señaló que la campaña puede arrancar con precios similares a los del año pasado y destacó la incertidumbre que existe en el mercado a la hora de programar operaciones. A este respecto desde la Sectorial de ASAJA Cuenca se ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad, “no hay que entrar en una espiral de especulación que trae más problemas que beneficios. Las cooperativas y bodegas tienen que atender a sus clientes en las condiciones de precio que pacten, pero en ningún momento hay que aprovecharse de las circunstancias del mercado”.

Prudencia y tranquilidad son los mensajes que se quieren trasladar desde la Sectorial de ASAJA Cuenca en relación a los precios para la presente campaña.

Por lo que se refiere a la posición de ASAJA Cuenca en relación a los controles de producción y la futura planificación del sector Vinícola, la Sectorial indicó que las
limitaciones no son buenas y que lo que deben hacer las entidades responsables del control es cumplir su cometido para que los planes se cumplan, “que no hagan dejación de funciones y que velen por las normas que controlan la producción vitivinícola”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 3 =