Convocadas ayudas por 31,1 millones para obras de mejora de regadíos

Beneficiarán a 37.400 agricultores de 168 comunidades de regantes y se priorizarán los proyectos que “ahorren más agua”

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado hoy en la reunión del Consejo de Gobierno, la convocatoria de ayudas dirigida a comunidades de regantes “para modernización de regadíos y eficiencia en el uso del agua”. La línea está dotada de 31,1 millones de euros, según ha informado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, quien ha recordado que “son unas ayudas muy esperadas” puesto que, “en la legislatura pasada no hubo ayudas para el regadío”. En esta convocatoria, se priorizan “las inversiones en los regadíos sociales y la redistribución de la riqueza a través del agua”.

El consejero ha señalado que se podrán beneficiar las 168 entidades de riego de la región, que agrupan a 37.400 regantes de Castilla-La Mancha y ha aseverado que el Gobierno regional está demostrando con esta convocatoria que, “no solamente se pueden crear riqueza invirtiendo en regadíos, que es lo que estamos haciendo, frente a una inversión cero, en la legislatura pasada”, sino que además, con ese agua “es posible redistribuir la riqueza que vamos a generar entre todos”.

El titular de Agricultura ha señalado que en la región, “solo el 13 por ciento del terreno agrícola” se dedica a regadío, una cifra “muy inferior a la media nacional” que ha afectado históricamente a la rentabilidad de los habitantes de la Comunidad Autónoma. En esta materia, ha hecho hincapié en que “llevamos años de retraso, hay que recuperar ese terreno perdido y hay que defender intereses de nuestros agricultores”, reiterando que el futuro de Castilla-La Mancha “pasa por el acceso al agua”.

En este sentido, ha detallado que “no se prioriza un cultivo frente a otro”, pero “sí se priorizan aquellos proyectos en los que hay más comuneros y en los que la superficie media de cada uno de los regantes es menor”. De tal manera que, “la riqueza que se genera gracias al agua se reparte entre más agricultores” y, por tanto, “permite la pervivencia de más explotaciones agrarias” que todas ellas, al final, “acaban generando más empleo”, ha apostillado.

Ahorro de agua

Asimismo, Martínez Arroyo ha indicado que además del criterio de “redistribución de riqueza a través del agua”, también se priorizan aquellos proyectos “que más agua ahorran, que están en zonas desfavorecidas -en pueblos con un problema de densidad de población importante-, así como aquellos que están ubicados en superficie Red Natura o los que son más eficientes en el consumo de energía”.

El consejero de Agricultura ha explicado que con estas ayudas se puede financiar hasta el 55 por ciento de las obras a acometer en las comunidades de regantes, con cargo al Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla-La Mancha. Unas inversiones “que redundan en fijar la población del medio rural y en la protección del medio ambiente”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 3 =