Alerta de grave situación de ganaderos de ovino y caprino conquenses

Ante la imposibilidad de vender sus animales por la caída del consumo por el coronavirus lamentan desde ASAJA Cuenca, avisando de que denunciarán a los industriales que aprovechen para provocar una bajada en los precios

La organización agraria ASAJA Cuenca ha alertado de la “difícil” situación que están atravesando los ganaderos de ovino y caprino de la provincia después de que muchos de los corderos y cabritos que deberían haber salido esta semana de sus explotaciones para su comercialización no se hayan recogido.

La paralización de la hostelería y la cancelación de eventos familiares está provocando un “alarmante” descenso en los pedidos de carne de cordero y cabrito que ya se refleja en las explotaciones ganaderas, con exceso de animales a los que hay que alimentar generando gastos extras con los que los ganaderos no contaban.

La situación propicia que industriales aprovechen para provocar una bajada en los precios que luego no se repercute en el precio que paga el consumidor en el supermercado.

Esta práctica podría estar incumpliendo la Ley de la Cadena Alimentaria y va a ser denunciada por la organización ante la Comisión Nacional de la Competencia. ASAJA Cuenca advierte a las empresas que este tipo de prácticas pueden ser objeto de sanciones y pide a todos los eslabones de la cadena alimentaria que se actúe sin perjudicar a los intereses de ganaderos y consumidores.

Además, desde la organización ya se ha traslado la problemática al Gobierno de Castilla-La Mancha, reclamando medidas como la aceleración de los pagos pendientes a los ganaderos, la promoción del consumo de la carne de cordero o el establecimiento de líneas de crédito, entre otras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + 14 =