Agricultura y ganadería familiar para preservar la salud

UPA reivindica hoy, Día Mundial de la Salud, la importancia de fomentar y proteger el modelo familiar de producción de alimentos para garantizar una dieta y un estilo de vida saludables para toda la sociedad

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha se celebra que hoy se conmemora en el mundo el Día Mundial de la Salud; “aunque sea el más amargo de cuantos se recuerdan desde que la ONU decretó esta efeméride en el año 1950”. La humanidad hace frente a una pandemia “inesperada y destructiva que se está llevando miles de vidas y que está haciendo tambalearse los cimientos de la sociedad en todo el planeta”, lamentan desde la organización agraria.

El coronavirus SARS-CoV2 y la enfermedad que causa, la COVID-19, “ha puesto a la sociedad en shock, sometida a una tensión con pocos precedentes”. Sin embargo, afirman desde UPA, “la reacción de los hombres y mujeres de todo el mundo no se ha hecho esperar. Los sistemas sanitarios y las personas que le dan sustento, funcionan a pleno rendimiento, los científicos trabajan sin descanso, su esfuerzo es destacable, admirable y remarcable”.

Es en este contexto, remarcan, “la sociedad se percata de lo importante: la salud como elemento imprescindible para el desarrollo de una vida plena. En la consecución de dicha salud pública y, por extensión, de la salud personal de cada uno de nosotros, confluyen numerosos factores, pero uno de los más importantes es, sin duda, la alimentación.
Miles de millones de personas están confinadas en sus hogares en todo el mundo, alimentándose cada día”. Y desde UPA se reivindica la calidad de los alimentos que ofrece el sector, calidad y variedad. “No es algo que ocurra por casualidad. Son los agricultores y ganaderos los que permitimos que eso ocurra”, han explicado desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos.

UPA ha querido reivindicar hoy el modelo familiar de producción de alimentos como el más adecuado para garantizar la salud de los ciudadanos y ciudadanas, “porque es el que mejor garantiza un uso sostenible de los recursos, una producción variada y respetuosa con el medioambiente y una distribución de la población equilibrada por el territorio, evitando el despoblamiento de las zonas rurales, algo que hoy cobra también especial relevancia”.

“La Dieta Mediterránea es uno de nuestros principales valores como sociedad, es un valor de salud, social, económico y por supuesto cultural y de estilo de vida, y por eso la UNESCO la reconoció como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad”, han señalado desde UPA. “Nuestro sistema agroalimentario debe ser protegido a toda costa y en especial su eslabón más importante y a la vez más débil: los agricultores y ganaderos de carácter familiar”.

“Seguiremos trabajando”, han adelantado, “como cada día, hoy y siempre. No esperamos aplausos. El mejor apoyo que nos pueden dar los consumidores es consumir nuestros productos, de forma variada y equilibrada, y comprendiendo que deben hacerlo a un precio justo”, han concluido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + cinco =