7 consejos sobre cómo dejar de fumar

dejar de fumar

Los riesgos y daños del cigarrillo han sido muy difundidos por los medios en los últimos años. Casi todo el mundo es consciente de la cantidad de enfermedades relacionadas con fumar. No obstante, es un hábito muy adictivo para quienes lo practican y puede llegar a ser extremadamente difícil renunciar a él.

Actualmente, existen muchos organismos que se encargan de luchar contra el hábito tabáquico, los gobiernos del mundo han propuesto medidas para limitar los espacios públicos donde se permita el consumo de cigarrillo, la OMS incluso promociona el Día Mundial Sin Tabaco cada 31 de mayo.

Si tu meta este 2023 es dejar de fumar, sigue leyendo, traemos información de utilidad y algunos consejos para ayudarte en este proceso.

¿Dejar de fumar es un proceso duro?

La nicotina contenida en los cigarrillos genera un efecto muy placentero a nivel del sistema nervioso central, lo que lo hace adictivo para nuestro cerebro, es por ello que el tratar de dejarlo puede ser complicado.

Efectos de la nicotina en el cuerpo
Sistema cardiovascular. Aumenta la presión arterial y las pulsaciones.
Sistema endocrino. Aumenta el nivel de glucosa o azúcar en la sangre.
Sistema digestivo. Aumenta el movimiento intestinal y genera úlceras en el estómago.
Sistema inmune. Disminuye su eficacia.
Sistema nervioso. Funciona como estimulante.

Múltiples estudios han confirmado que aunque los fumadores puedan asociar los efectos de la nicotina como “placenteros”, a largo plazo esta genera síntomas que son relacionados con la ansiedad, el fumador está inquieto y puede experimentar problemas para concentrarse.

Cuando un fumador para el suministro de nicotina, su cerebro está tan acostumbrado a los niveles que solía recibir de esta sustancia, que la persona empieza a experimentar el famoso síndrome de abstinencia con los siguientes síntomas.

  • Hambre
  • Estreñimiento
  • Transpiración
  • Comezón en las manos y pies
  • Sensibilidad del cuero cabelludo
  • Insomnio
  • Somnolencia
  • Irratibilidad

Sin embargo, con el tiempo estos síntomas desaparecen, haciendo todo el proceso mucho más fácil. El truco está en seguir las recomendaciones correctas y encontrar la ayuda adecuada para ello.

7 consejos para dejar de fumar

Existen muchos métodos diferentes para ayudar a los fumadores a dejar de fumar, como las terapias de sustitución de nicotina (TSN), el asesoramiento, los medicamentos con receta y los recursos de autoayuda. Es importante que las personas que quieren dejar de fumar encuentren un método que les funcione.

Dejar de frecuentar lugares donde sea permitido fumar

Muchos lugares pensados para el entretenimiento adulto, como bares o casinos, no han adoptado aún medidas antitabaco. Un gran motivo de esto se debe a que reciben ingresos monetarios significativos por parte de los consumidores de cigarrillos.

Si tú eres fan de los juegos de casino, recomendamos que trates de recurrir a medidas que pueden ser igual o incluso más divertidas y amoldables a tu persona. Los casinos en línea son una opción perfecta para tu entretenimiento, hay muchos portales con infinidades de juegos, bonos y giros gratis sin depósito.

Si nunca has utilizado esta modalidad y quieres saber un poco más, puedes leer sobre giros gratis en https://www.slotozilla.com/es/giros-gratis. En esta web podrás informarte sobre todo lo relacionado con casinos en línea este 2023.

Aprende técnicas de relajación

Si los síntomas nublan tu mente, trata de despejar mediante técnicas que busquen tu relajación física y mental. Existen múltiples videos y podcast de meditación guiada y ejercicios de respiración, que se encuentran a solo un clic de distancia.

Cualquiera puede realizar estos ejercicios, si cuenta con la instrucción correcta. Es ideal que tengas un espacio en tu hogar que te permita desconectarte de todo lo demás, aunque sea unos minutos al día. Este tipo de técnicas para relajar la mente son parte del amor propio y pueden recargar tus energías, para lidiar con el estrés que quizás experimentes al dejar de fumar.

Mantente activo físicamente

Una gran distracción contra el deseo de consumir tabaco, puede ser la actividad física. Si no te la llevas bien con periodos largos de ejercicio, puedes empezar por pequeños lapsos de tiempo. Haz cosas como subir y bajar las escaleras de tu casa o edificio un par de veces mientras trotas. Sal a tomar aire o a correr.

Haz sentadillas en casa o en la oficina, cuclillas o busca variantes de flexiones que no sean tan demandantes. Las tareas diarias del hogar también son buena opción para mantenerte activo y no estar sentado todo el día.

Encuentra un hobby o alguna actividad que disfrutes hacer como el yoga, bailar o saltar la cuerda.

Haz un plan y establece metas

Si conoces los detonantes para tus deseos de fumar, planea por adelantado lo qué vas a hacer cuando te encuentres ante esa situación. Trata de ser muy específico, si estás estresado lee un libro, ve de paseo, si tomabas café mientras fumabas cambia el café por té, quizás tu cerebro asocia tu taza de café con el consumo de tabaco.

Trata de establecer metas, prolonga el impulso de fumar, repite que esperarás 10 minutos y tras pasar estos, di que puedes esperar otros 10 más y así sucesivamente. Este truco lo puedes usar mientras realizas alguna actividad para distraerte durante dicho tiempo. Recuerda frecuentar lugares en donde no esté permitido el consumo de cigarrillos.

Acude a grupos de apoyo o apps para acompañamiento

Aunque los grupos de apoyo presenciales para las personas que están dejando de fumar ya no son tan abundantes, puedes averiguar si en tu ciudad hay alguno al que puedas recurrir. Si no das con uno, siempre existen las líneas de apoyo para asistencia externa.

También hay aplicaciones en desarrollo las cuales se basan en la terapia de aceptación y compromiso, dándoles ánimos a sus usuarios para aceptar sus emociones y gestionar sus pensamientos.

Ten presentes los beneficios

Recuérdate día a día, mediante una lista escrita o mental, los motivos por lo que estás tratando de dejar de fumar. Puedes hacer una como esta:

  1. Autosuperación personal.
  2. Salud.
  3. Cuidar a tus seres queridos del consumo pasivo de humo de tabaco.
  4. Ahorrar dinero.

Esto puede ayudar a mantenerte motivado y resistir los síntomas de abstinencia.

Consulta a tu médico sobre la terapia de reemplazo

Existen opciones de reemplazo de nicotina de acción corta, como atomizadores nasales, inhaladores, chicles o pastillas con nicotina.

Se recomienda que todas estas medidas sean consultadas con su médico de cabecera, quien generalmente sugiere parches de acción prolongada o medicamentos sin nicotina, para combinar con los métodos de acción corta.

Por su parte, los cigarrillos electrónicos no han sido aprobados por ningún organismo médico como un método más eficaz que los medicamentos de reemplazo, actualmente son sometidos a investigaciones sobre los posibles daños que pueden causar en el organismo.

Por esta razón no recomendamos su uso para ninguna persona que esté tratando de combatir sus hábitos tabáquicos.

 

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

nueve − nueve =