Ministro de Agricultura apuesta por la calidad del aceite de oliva

Para afianzar mercados y ganar nuevos consumidores

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha señalado que España es una potencia oleícola y ha animado al sector a continuar la apuesta por la calidad para afianzar los actuales mercados y ganar nuevos consumidores.

Planas ha participado en la inauguración de la XIX edición de la Feria Internacional del Aceite de Oliva e Industrias Afines, “Expoliva 2019”, que tiene lugar en Jaén hasta el 18 de mayo.

Ha destacado que España es el primer exportador mundial, con unas estimaciones para este año que podrían alcanzar la cifra récord de 1,2 millones de toneladas, en una campaña en la que la producción rondará los 1,79 millones de toneladas de aceite, el 42 % más que la anterior, lo que supondrá el 56% de la producción mundial.

Apuesta por la calidad

“Somos líderes en comercialización, seamos también el referente en calidad”, ha resaltado Planas, quien ha animado al sector a continuar por esa senda para que “nuestros aceites sean los preferidos en los mercados internacionales”.

El ministro considera fundamental que los aceites españoles apuesten por la calidad. Muestra de ello son las 29 denominaciones de origen protegidas existentes y una superficie de producción ecológica de casi 200.000 hectáreas, la mayor del mundo.

Asimismo, ha subrayado que la estrategia del sector debe centrarse en la promoción comercial, en la organización y en la calidad del producto.

Planas ha ofrecido la colaboración y el compromiso del Ministerio para trabajar en la mayor internacionalización del sector y en el diseño de estrategias para ganar y consolidar cuota de mercado. Para ello, el ministro ha recalcado la importancia de dar a conocer en los países no tradicionales los beneficios del aceite de oliva y fomentar así su consumo.

Entre estos países, el ministro ha citado a China como uno de los que presenta mayor potencial de crecimiento, así como Japón, India, Indonesia y Taiwán. Para ello, los acuerdos comerciales suponen una gran oportunidad para incrementar las exportaciones.

Además, la colaboración entre administraciones y el sector permitirá aprovechar mejor las oportunidades e impulsar la internacionalización, a través de la promoción comercial, la formación, la inversión y la cooperación empresarial.

Cohesión territorial

El ministro ha recordado que España es líder en superficie de olivar del mundo, con 2,7 millones de hectáreas.

El cultivo olivarero, presente en 13 comunidades autónomas, no solo tiene un gran valor económico y social para las zonas productoras, sino que forma parte de la historia, la gastronomía, el paisaje y la cultura de España.

Desde el punto de vista social, el olivar genera alrededor de 32 millones de jornales, lo que permite generar cohesión territorial y contribuir a frenar la despoblación. En especial, el ministro ha hecho hincapié en la necesidad de que aumente la presencia de jóvenes y mujeres al frente de explotaciones olivareras profesionalizadas y en los puestos de decisión, para mantener el equilibrio territorial de cara al futuro.

El ministro ha incidido en la importancia que tiene la investigación para producir más y mejor, de una manera sostenible, y conseguir así incrementar y mejorar la presencia del aceite de oliva en los mercados internacionales.

En este sentido, Planas ha destacado el valor de las aportaciones científicas para producir con un uso más eficiente de los recursos naturales, menores costes, sistemas inteligentes y aplicando criterios de economía circular, al tiempo que se mantienen los estándares de calidad reconocida y los atributos saludables del aceite de oliva.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 12 =