CHG plantea limitar las dotaciones para riegos mientras que regantes piden mantener las actuales

En varios medios de comunicación

El Diario Digital de Ciudad Real, www.lanzadigital.com, ha publicado que la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) estudia limitar el régimen de extracciones de agua por el descenso de las reservas del Acuífero 23, que podría situarse en los 200 hectómetros cúbicos.

Según ha explicado su presidente, Samuel Moraleda, este descenso se debe a la falta de precipitaciones que se han registrado en la provincia de Ciudad Real y a las extracciones de agua para garantizar los cultivos en el Alto Guadiana.

El antiguo Acuífero 23 se divide ahora en tres masas de agua: Mancha Occidental I, Mancha Occidental II y Rus-Valdelobos, cuya situación hídrica compromete el mandato del Plan Hidrológico Nacional que establece “claramente y con rotundidad” que se deben tomar medidas para alcanzar el buen estado cuantitativo y químico de las masas de agua subterráneas, ha recordado Moraleda.

Además, el presidente de la CHG ha indicado que aunque las cifras de vaciado que están manejando no son definitivas, a falta de que el Instituto Geológico Minero (IGME) presente su informe antes de la celebración de las futuras Juntas de Explotación, la evolución piozométrica de las masas de agua subterránea “no es buena”.

Ante esta situación, el presidente de la CHG ha advertido de que “es necesario que todos seamos conscientes de una situación como ésta, para tomar las medidas que garanticen el uso responsable y eficiente del agua”.

En este sentido, ha añadido que deben ser las propias comunidades de usuarios de aguas subterráneas las que “autorregulen el uso de los recursos disponibles, proponiendo además medidas que ayuden a lograr que a medio plazo la agricultura se sostenible”.

Desde las comunidades de usuarios de aguas subterráneas (CUAS) Mancha Occidental I y II, sus respectivos presidentes, Ángel Bellón y José Joaquín Gómez, han manifestado al diario La Tribuna de Ciudad Real, que pretenden llevar a la Junta de Explotación el mantenimiento de las dotaciones de agua para regadío de cara a la próxima campaña.

Comunidades de Usuarios

José Joaquín Gómez muestra su disconformidad con la previsión de la Confederación de rebajar de 1.500 a 1.400 metros cúbicos por hectárea la dotación para leñosos, “unos cultivos sociales que generan muchos puestos de trabajo y que están ya bastante castigados”. Subraya que lo “ideal” sería un incremento del agua para riego, pero lo considera “complicado” por la situación que atraviesa el Acuífero 23.

Ángel Bellón defiende un plan de extracciones para 2020 idéntico al del presente ejercicio en cuanto a dotaciones, es decir, con 1.500 metros cúbicos por hectárea para leñosos y 2.000 para herbáceos. Sostiene que las últimas lluvias hacen viable esta petición. Asimismo, el presidente de Mancha Occidental I demanda que el programa de actuaciones regule la cesión o compraventa de derechos e incorpore las acumulaciones en las explotaciones familiares.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + 10 =