Pandemia genera crecimiento de la demanda de alimentos ecológicos en España

La demanda de una alimentación saludable es una de las tendencias que más se ha acelerado como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19. Ante dicho impacto, se estimó que seis de cada diez españoles gastaron más dinero que antes de la pandemia en alimentos bio y “real food” o comida poco procesada.

Así lo indicó Patricia Daimiel, directora de la consultora Nielsen para España y Portugal, en el foro Datagri 2020, que se celebró a mediados del mes de noviembre del año pasado.

“Es una tendencia incipiente que ha explosionado y la alimentación bio gana adeptos”, señaló. Los datos de la consultora del último año hasta septiembre indican que es un mercado que para esa fecha movía 550 millones de euros anuales, es decir, un 17 % más que en los doces meses anteriores.

Pese a que ha sido una de las categorías con mayor aumento de valor durante los últimos meses, la adquisición de productos ecológicos en España está lejos de las ventas de otros vecinos comunitarios, representando por ahora el 1 % del volumen del gran consumo español, según Daimiel.

A su vez, la ingeniera agronómica y docente Concepción Fabeiro, últimamente reelegida como presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), concuerda en que la pandemia ocasionada por el COVID-19 ha acelerado la tendencia del consumo de este tipo de alimentos.

“Muchos productores ecológicos se han reinventado estos meses, algunos han empezado a vender online, otros han elaborado cestas para vecinos y se han impulsado iniciativas comerciales para aumentar su venta en redes locales”, ha apuntado a la agencia de noticias Efeagro.

Producción ecológica en España

Según el último informe sobre agricultura ecológica del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), el 9,3 % de la superficie agraria útil de España se dedicaba a este tipo de producción en 2019.

Andalucía es la comunidad con más superficie con más agricultores y ganaderos ecológicos (15.909), seguida de Castilla-La Mancha (7.612), Cataluña (3.341), Murcia (3.174) y Extremadura (3.053); Galicia lidera la acuicultura biológica, con 47 de las 57 empresas certificadas.

El mayor número de empresas de producción y de importación ecológica tiene su sede en Cataluña, mientras que Andalucía es la que cuenta con más firmas exportadoras.

Beneficios de la alimentación ecológica

Para Viridiana Lázaro, miembro de GreenPeace México, el principio de sustentabilidad se basa principalmente reducir el consumo de carne procesada y optar por una alimentación saludable. Por esa razón, los especialistas en nutrición afirman que el consumo de frutas y verduras ecológicas tiene grandes beneficios para nosotros y para el ecosistema.

En ese sentido, los alimentos ecológicos garantizan un valor nutricional superior a alimentos producidos con químicos. Al ser cultivados en suelos equilibrados por fertilizantes naturales, los productos son más nutritivos, ya que contienen niveles más altos de vitamina C, minerales esenciales, antioxidantes y proteínas.

El creciente interés por consumir productos nutritivos ha llevado a que muchas empresas utilicen diferentes métodos para potenciar las propiedades de frutas y verduras, la deshidratación es uno de ellos. Los deshidratadores de alimentos permiten conservar sus nutrientes, además de alargar su tiempo de vida e intensificar su sabor. La industria de alimentos deshidratados constituye un porcentaje importante dentro del sector alimentario mundial.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 1 =